26 AL 27 DE JUNIO, PEREGRINACIÓN A FÁTIMA...

AVISOS DEL CULTO

*** Viernes 23 de junio- Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Santa misa a las 8:15. Santa Misa cantada a las 18:00 precedida del rosario a las 17:45, con la conmemoración y veneración de la reliquia del P. Pío.

Domingo, 25 de junio. III Domingo de Pentecostés. Santa Misa a las 10:00

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 3 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 9 de septiembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

martes, 27 de junio de 2017

Más fotografías de la Santa Misa Capilla de San Esteban. Fátima. 17 de junio de 2017 — en Santuário de Fátima.

ROSARIO DE ANTORCHAS. 17 de junio de 2017 — en Santuário de Fátima.

EL ROSARIO DE HOY CON LA BEATA LUISA TERESA DE MONTAIGNAC



 Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  Se hace hoy memoria de la beata Luisa Teresa de Montaignac, francesa (1820 – 1885), fundó el Instituto de las Oblatas del Corazón de Jesús, para responder a las necesidades de su pueblo, quien sufría las consecuencias de la Revolución Francesa.
Su auténtica devoción al Corazón de Jesús fue la fuente de la fortaleza que le permitió convivir con el dolor, aceptar y superar sus limitaciones, y contribuir a la construcción del Reino de Dios en la tierra. Con algunos de sus pensamientos meditamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo...  
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“Jesús, mi Divino Maestro concédeme para orar un corazón según tu corazón.
El amor es la vida de tu corazón haz que sea la vida del mío; que él dirija mis pensamientos, mis deseos, mis acciones”.
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“La oblación al Corazón de Jesús es el medio de entrar por él, con él, en la realidad de la vida filial: nunca meditaremos suficientemente esta unión al Corazón de Jesús.”
3. La coronación de espinas
“Así habla Jesús. El levanta sus ojos al cielo y dice: Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo para que tu Hijo te glorifique.”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“La vida de una oblata es el encuentro de Nuestro Señor y su Santísima Madre, es seguir sus pasos muy de cerca hasta el calvario.”
5. La crucifixión y muerte del Señor
“Él nos amó primero." "Sólo hay una Oblación, la de Jesús.”

MES DE JUNIO EN HONOR AL CORAZÓN DE JESÚS (27)



ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS:
A ti, Jesús, que vives y reinas con Dios Padre y el Espíritu Santo, elevamos este acto de fe, de esperanza, adoración y caridad porque en tu Sagrado Corazón reconocemos la manifestación plena de tu amor por nosotros. Acepta también nuestro deseo de reparar tu Corazón por tantas ofensas e indiferencias.
Con el Ángel de la Paz y todos los coros de los ángeles, con los santos Francisco y Jacinta Marto y todos los santos, unidos a tantas almas que te han amado dignamente, decimos:
Dios mío, yo creo, adoro, espero y os amo.
Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. (tres veces)

Jesús, manso y humilde de corazón,
R/. Haz nuestro corazón semejante al tuyo.

27. LA ORACIÓN ES EL VÍNCULO DE LA HUMANIDAD ENTERA
De los escritos del beato Juan Bautista Scalabrini, obispo italiano
La oración hace al hombre superior a sí mismo, lo transfigura, lo sublima, lo diviniza. La oración es el vínculo de la humanidad entera. Sean igualmente inmensas las distancias, insuperables hasta que se quiera las barreras que nos separan los unos de los otros, ella a todos acerca, todo reúne. Es la oración que estrecha a los vivientes entre ellos y los vivientes con los difuntos, que une a la familia de la tierra con la familia del cielo, que forma entre la Iglesia militante, purgante y triunfante ese flujo y reflujo de súplicas y de intercesiones que la teología llama Comunión de los Santos. Más allá de cualquier obstáculo ella, la oración, establece como una corriente eléctrica que va de hermanos a hermanos y pasando por el corazón de Dios, centro y hogar del amor, forma, se puede decir, con todos los corazones un solo corazón, con todas las familias una sola familia.

PARA FINALIZAR:
Todos juntos recitamos el acto de reparación enseñando por el ángel a los pastorcitos de Fátima:
Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo,
os adoro profundamente
y os ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad
de Nuestro Señor Jesucristo,
presente en todos los sagrarios de la tierra,
en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias
con que El mismo es ofendido.
Y por los méritos infinitos de su Sacratísimo Corazón
y del Corazón Inmaculado de María,
os pido la conversión de los pobres pecadores.

Sagrado Corazón de Jesús, R/. En vos confío.
Inmaculado Corazón de María, R/.  Sed la salvación mía.
Ave María Purísima, R/. Sin pecado concebida.

lunes, 26 de junio de 2017

EL ROSARIO DE HOY CON LA BEATA MARÍA JOSEFINA DE JESÚS CRUCIFICADO





Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Se hace memoria de la Beata María Josefina de Jesús Crucificado monja carmelita de Santa María de Ponti Rossi, de donde fue elegida priora, cargo mantenido hasta la muerte. Soportó las duras pruebas de las enfermedades y de las persecuciones abandonándose a la voluntad de Dios. Contagiaba a cuantos se le acercaban por su profunda espiritualidad, humildad y sencillez, infundiendo esperanza y confianza en Dios y en la santísima Virgen. Murió en Nápoles el 14 de marzo de 1948.
Señor mío Jesucristo... 

MISTERIOS GOZOSOS
1.- La encarnación del Hijo de Dios en las entrañas purísimas de la Virgen María.
“La voluntad de Dios ha sido siempre el ansia ardiente de mi corazón: jamás he deseado otra cosa. Y he vivido y vivo de esta voluntad divina. Esta me es más necesaria que el pan que me nutre y que el aire que respiro. ¡No sabría dejarla ni tan siquiera por un instante! He querido vivir siempre y morir conforme al querer de Dios; he querido que la voluntad de Dios estuviese siempre en mis pensamientos, en mis palabras, en toda mi acción, a cada paso.”
2.-La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
“La devoción a María, Madre de Dios, consiste en recurrir a ella en la plena confianzan, imitarla en la virtud con la ayuda de Dios, en huir del pecado que la entristece a ella y su Hijo divino, en presentarle el obsequio particular con fidelidad y perseverencia.”
3.-El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén
“Jesus ha dividido su vida en dos partes: en la primera vivió oculto en Nazaret, trabajando y orando; en la segunda el se ha revelado a las turbas, enseñando, consolando y sanando. Tuú, hija mía, participas de la vida oculta de Jesús. Esta vida oculta des ser un sacerdocio de amor, y debes ocuparte solo de las cosas del Dios bendito.”
4.-La purificación de Nuestra Señora y presentación del Niño Jesús en el templo
"En la oración, dad a Dios el corazón, más que muchas palabras."
5.- El niño Jesús perdido y hallado en el templo
“En la vida, una sola cosa es necesaria: conocer a Dios, sumo Bien, para poderlo amar con todo el corazón. Este conocimiento hace que desaparezcamos nosotros mismos en nuestro espíritu como gotas de agua en el océano, como chispas entre las llamas.”

MES DE JUNIO EN HONOR AL CORAZÓN DE JESÚS (26)



ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS:
A ti, Jesús, que vives y reinas con Dios Padre y el Espíritu Santo, elevamos este acto de fe, de esperanza, adoración y caridad porque en tu Sagrado Corazón reconocemos la manifestación plena de tu amor por nosotros. Acepta también nuestro deseo de reparar tu Corazón por tantas ofensas e indiferencias.
Con el Ángel de la Paz y todos los coros de los ángeles, con los santos Francisco y Jacinta Marto y todos los santos, unidos a tantas almas que te han amado dignamente, decimos:
Dios mío, yo creo, adoro, espero y os amo.
Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. (tres veces)

Jesús, manso y humilde de corazón,
R/. Haz nuestro corazón semejante al tuyo.

26. LA ORACIÓN ES DIOS INFUNDIDO EN NUESTRO CORAZÓN
De los escritos del beato Juan Bautista Scalabrini, obispo italiano
La oración es sin duda la acción más noble y más gloriosa que el hombre pueda ejercitar en este mundo y nos confiere una grandeza del todo soberana. No sólo ella nos pone en íntima relación con todo lo que hay de verdadero, de bello, de santo en el cielo y sobre la tierra, sino que nos hace también partícipes de la amistad de Dios, de sus más tiernas efusiones, de sus más íntimas confidencias. La oración es Dios que desciende al ser invocado: Dios derramado, infundido en nuestro corazón, según la hermosa expresión de San Agustín: Dios, nuestro Creador, nuestro Padre, nuestro Redentor, nuestro amigo, nuestro hermano, que nos mira y nos escucha, que sonríe benévolo a nuestros homenajes y a nuestros afectos.

PARA FINALIZAR:
Todos juntos recitamos el acto de reparación enseñando por el ángel a los pastorcitos de Fátima:
Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo,
os adoro profundamente
y os ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad
de Nuestro Señor Jesucristo,
presente en todos los sagrarios de la tierra,
en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias
con que El mismo es ofendido.
Y por los méritos infinitos de su Sacratísimo Corazón
y del Corazón Inmaculado de María,
os pido la conversión de los pobres pecadores.

Sagrado Corazón de Jesús, R/. En vos confío.
Inmaculado Corazón de María, R/.  Sed la salvación mía.
Ave María Purísima, R/. Sin pecado concebida.

domingo, 25 de junio de 2017

III domingo de Pentecostés Santa MIsa cantada

EL ROSARIO DE HOY CON SAN JOSEMARÍA ESCRIVÁ DE BALAGUER


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Con algunos pensamientos de san Josemaría Escrivá de Balaguer, sacerdote, fundador del Opus Dei y de la Sociedad sacerdotal de la Santa Cruz, meditamos el rosario de hoy. Él decía: Como en otros días, ha de ser hoy el Rosario arma poderosa, para vencer en nuestra lucha interior, y para ayudar a todas las almas. Ensalza con tu lengua a Santa María: reparación te pide el Señor, y alabanzas de tu boca. Ojalá sepas y quieras tú sembrar en todo el mundo la paz y la alegría, con esta admirable devoción mariana y con tu caridad vigilante.
Señor mío Jesucristo...
MISTERIOS GLORIOSOS
1.-La Resurrección del Señor.
Al caer la tarde del sábado, María Magdalena y María, madre de Santiago, y Salomé compraron aromas para ir a embalsamar el cuerpo muerto de Jesús. —Muy de mañana, al otro día, llegan al sepulcro, salido ya el sol. (Marc., XVI, 1 y 2.) Y entrando, se quedan consternadas porque no hallan el cuerpo del Señor. —Un mancebo, cubierto de vestidura blanca, les dice: No temáis: sé que buscáis a Jesús Nazareno: non est hic, surrexit enim sicut dixit, —no esta aquí, porque ha resucitado, según predijo. (Math., XXVIII, 5.)
      ¡Ha resucitado! —Jesús ha resucitado. No está en el sepulcro. —La Vida pudo más que la muerte.
      Se apareció a su Madre Santísima. —Se apareció a María de Magdala, que está loca de amor. —Y a Pedro y a los demás Apóstoles. —Y a ti y a mí, que somos sus discípulos y más locos que la Magdalena: ¡qué cosas le hemos dicho!
      Que nunca muramos por el pecado; que sea eterna nuestra resurrección espiritual. —Y, antes de terminar la decena, has besado tú las llagas de sus pies..., y yo más atrevido —por más niño— he puesto mis labios sobre su costado abierto.
2.- La Ascensión del Señor
Adoctrina ahora el Maestro a sus discípulos: les ha abierto la inteligencia, para que entiendan las Escrituras y les toma por testigos de su vida y de sus milagros, de su pasión y muerte, y de la gloria de su resurrección. (Luc., XXIV, 45 y 48.)
      Después los lleva camino de Betania, levanta las manos y los bendice. —Y, mientras, se va separando de ellos y se eleva al cielo (Luc., XXIV, 50), hasta que le ocultó una nube. (Act., I, 9.)
      Se fue Jesús con el Padre. —Dos Angeles de blancas vestiduras se aproximan a nosotros y nos dicen: Varones de Galilea, ¿qué hacéis mirando al cielo? (Act., I, 11.)
      Pedro y los demás vuelven a Jerusalén —cum gaudio magno —con gran alegría. (Luc., XXIV, 52.) —Es justo que la Santa Humanidad de Cristo reciba el homenaje, la aclamación y adoración de todas las jerarquías de los Angeles y de todas las legiones de los bienaventurados de la Gloria.
      Pero, tú y yo sentimos la orfandad: estamos tristes, y vamos a consolarnos con María.
3.- La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles reunidos en torno a la Virgen María
Había dicho el Señor: Yo rogaré al Padre, y os dará otro Paráclito, otro Consolador, para que permanezca con vosotros eternamente. (Joann., XIV, 16.) —Reunidos los discípulos todos juntos en un mismo lugar, de repente sobrevino del cielo un ruido como de viento impetuoso que invadió toda la casa donde se encontraban. —Al mismo tiempo, unas lenguas de fuego se repartieron y se asentaron sobre cada uno de ellos. (Act., II, 1-3.)
      Llenos del Espíritu Santo, como borrachos, estaban los Apóstoles. (Act., II, 13.)
      Y Pedro, a quien rodeaban los otros once, levantó la voz y habló. —Le oímos gente de cien países. —Cada uno le escucha en su lengua. —Tú y yo en la nuestra. —Nos habla de Cristo Jesús y del Espíritu Santo y del Padre.
      No le apedrean, ni le meten en la cárcel: se convierten y son bautizados tres mil, de los que oyeron.
      Tú y yo, después de ayudar a los Apóstoles en la administración de los bautismos, bendecimos a Dios Padre, por su Hijo Jesús, y nos sentimos también borrachos del Espíritu Santo.
4.- La Asunción de María Santísima a los Cielos
Assumpta est María in coelum: gaudent angeli! —María ha sido llevada por Dios, en cuerpo y alma, a los cielos: ¡y los Angeles se alegran!
      Así canta la Iglesia. —Y así, con ese clamor de regocijo, comenzamos la contemplación en esta decena del Santo Rosario:
      Se ha dormido la Madre de Dios. —Están alrededor de su lecho los doce Apóstoles. —Matías sustituyó a Judas.
      Y nosotros, por gracia que todos respetan, estamos a su lado también.
      Pero Jesús quiere tener a su Madre, en cuerpo y alma, en la Gloria. —Y la Corte celestial despliega todo su aparato, para agasajar a la Señora. —Tú y yo —niños, al fin— tomamos la cola del espléndido manto azul de la Virgen, y así podemos contemplar aquella maravilla.
      La Trinidad beatísima recibe y colma de honores a la Hija, Madre y Esposa de Dios... —Y es tanta la majestad de la Señora, que hace preguntar a los Angeles: ¿Quién es ésta?
5.- La Coronación De La Virgen Como Reina Y Señora De Todo Lo Creado.
Eres toda hermosa, y no hay en ti mancha. —Huerto cerrado eres, hermana mía, Esposa, huerto cerrado, fuente sellada. —Veni: coronaberis. —Ven: serás coronada. (Cant., IV, 7, 12 y 8.)
      Si tú y yo hubiéramos tenido poder, la hubiéramos hecho también Reina y Señora de todo lo creado.
      Una gran señal apareció en el cielo: una mujer con corona de doce estrellas sobre su cabeza. —Vestido de sol. —La luna a sus pies. (Apoc., XII, 1.) María, Virgen sin mancilla, reparó la caída de Eva: y ha pisado, con su planta inmaculada, la cabeza del dragón infernal. Hija de Dios, Madre de Dios, Esposa de Dios.
      El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo la coronan como Emperatriz que es del Universo.
      Y le rinden pleitesía de vasallos los Angeles..., y los patriarcas y los profetas y los Apóstoles..., y los mártires y los confesores y las vírgenes y todos los santos..., y todos los pecadores y tú y yo.