26 AL 27 DE JUNIO, PEREGRINACIÓN A FÁTIMA...

AVISOS DEL CULTO

MARTES 23 de mayo. Conmemoración del Padre Pío. Rosario a las 17:45 y Santa Misa a las 18:00.

JUEVES 25 de mayo.LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. Santa Misa a las 8:15. *** Rosario a las 21:30 y Hora Santa a las 22:00.

*** El Sábado 27 de mayo no habrá culto alguno en esta Iglesia.

Domingo, 28 de mayo. Santa Misa cantada a las 10:00

*** ULTIMAS PLAZAS: PEREGRINACIÓN CON MOTIVO DEL CENTENARIO DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA. 16, 17 y 18 de junio. 148 euros

*** MISA EN ALBACETE. Domingo, 4 de junio. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA TRIMESTRAL EN LUGO. Sábado 10 de junio. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

miércoles, 24 de mayo de 2017

EL ROSARIO DE HOY CON EL MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA





Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: En este año se conmemora el centenario de las apariciones de Nuestra Señora en Fátima (Portugal) a tres niños para revelarles el misterios de su Inmaculado Corazón y hacer un llamamiento a la conversión y a la penitencia. Sor Lucía, la mayor de los niños a quién la Virgen se apareció nos transmite en sus memorias: «Las palabras que más se me grabaron en el corazón, fue la petición de Nuestra Santísima Madre del Cielo: “No ofendan más a Dios, Nuestro Señor que ya está muy ofendido”. ¡Que amorosa queja y que tierna petición! ¡Como me gustaría que los hombres de todo el mundo y todos los hijos de la Madre del Cielo escuchasen su voz!»
Acogiendo la petición de la Virgen ofrecemos el rosario por la paz en el mundo, por el Papa y la conversión de los pecadores.
Señor mío Jesucristo... 
Primer Misterio Glorioso
LA RESURRECCIÓN DE JESÚS
Cuenta sor Lucía: “Fuimos bañados por una luz celestial que parecía venir directamente de sus manos. La realidad de esta luz penetró nuestros corazones y nuestras almas, y sabíamos que de alguna forma esta luz era Dios, y podíamos vernos abrazada por ella."
Cristo con su resurrección ilumina la vida de los hombres, dándonos la esperanza de nuestra propia resurrección.
Renovemos nuestra fe y pidamos perdón por aquellos que no creen.
TODOS: “Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo; os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y nos aman”. 
Segundo Misterio Glorioso
LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR
Lucía preguntó a la Virgen: "¿Nos llevarás al cielo?" Si, me llevaré a Jacinta y a Francisco muy pronto, pero tú te quedarás un poco más, ya que Jesús desea que tú me hagas conocer y amar en la tierra. Él también desea que establezcas la devoción en el mundo entero a mi Inmaculado Corazón.
Con la mirada puesta en cielo, hemos de vivir en medio del mundo como testigos de Jesucristo. “Seréis mis testigos hasta los confines del mundo”. La esperanza de ir al cielo, ha de motivarnos a obrar el bien para nuestros prójimos practicando las obras de misericordia.
Renovemos nuestra esperanza y pidamos perdón por aquellos que viven en la desesperanza.
TODOS: “Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo; os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y nos aman”. 
Tercer Misterio Glorioso. LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO SOBRE LOS APÓSTOLES REUNIDOS EN TORNO A LA VIRGEN MARÍA
La Virgen dice a Lucía: “Hagan sacrificios por los pecadores, y digan seguido, especialmente cuando hagan un sacrificio: Oh Jesús, esto es por amor a Ti, por la conversión de los pecadores, y en reparación por las ofensas cometidas contra el Inmaculado Corazón de María.”
El Espíritu Santo es el amor de Dios derramado en nuestros corazones. Por medio de él es como podemos amar a Dios mismo y al prójimo. Hemos de multiplicar actos de amor a Nuestro Señor y a la Virgen María cada vez más despreciados y olvidados por los hombres.
Renovemos nuestro amor a Dios y pidamos perdón por los que no ama.
TODOS: “Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo; os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y nos aman”. 
Cuarto Misterio Doloroso.
LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA A LOS CIELOS  EN CUERPO Y ALMA
Cuenta Lucía: Los niños permanecían de rodillas en el torrente de esta luz maravillosa, hasta que la Señora habló de nuevo, mencionando la guerra en Europa, de la que tenían poca ninguna noción. Digan el Rosario todos los días, para traer la paz al mundo y el final de la guerra. Después de esto ella se comenzó a elevar lentamente hacia el este, hasta que desapareció en la inmensa distancia.
La adoración es la prosternación del hombre, que se reconoce criatura ante su Creador tres veces santo. Solo las almas humildes son capaces de abajarse, de postrarse, de adorar. El cielo es para las almas humildes, para las almas que quieren ser como María: esclava del Señor. Renovemos nuestra adoración a Dios y pidamos perdón por los que no adoran.
TODOS: “Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo; os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y nos aman”. 
Quinto Misterio Glorioso.
LA CORANACIÓN DE MARÍA COMO REINA Y SEÑORA DE TODO LO CREADO
En sus Memorias, Lucía nos dice: La Señora vestía con un manto puramente blanco, con un borde de oro que caía hasta sus pies. En sus manos llevaba las cuentas del rosario que parecían estrellas, con un crucifijo que era la gema más radiante de todas. Quieta, Lucía no tenía miedo. La presencia de la Señora le producía solo felicidad y un gozo confiado
Al subir al cielo, la Virgen Santísima no se aleja de la humanidad. Constituida como Mediadora entre su Hijo y los hombres,  la Virgen atiende a todos con el amor propio de una Madre.  El Rosario es el lazo que ella nos tiende: quién lo reza puede estar convencido de que Ella escuchará su oración.
Con el Ángel de la Paz, con los Pastorcitos, con miles de almas que se han asumido en sus vidas el mensaje de la Virgen de Fátima decimos:
TODOS: “Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo; os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y nos aman”. 

“EXILIO.” Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.



“EXILIO.” Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.
El rasgo fundamental de la experiencia de fe del pueblo de Israel es reconocer a Dios que se revela actuando en su historia. La Iglesia y cada uno de nosotros estamos llamados a repetir esa misma experiencia de fe descubriendo a Dios que se revela en nuestra historia, a través de la escucha de su Palabra y la oración.
El Exilio será uno de los acontecimientos históricos que marcará la fe de pueblo elegido. Tras la muerte de Salomón, se divide el reino. Tanto el norte como el sur del país se verá en continuas amenzas y guerras que le llevarán a alianzas y pactos con naciones vecinas y que implicarán la infidelidad a la alianza por congraciarse con ellos y la desgracia de verse llevados al exilio (el reino del Norte Israel en el año 722 y el reino del sur en el año 597).
La fe del pueblo tambalea: pierden la tierra, pierden el rey, pierden el templo. Lo ven como un castigo de Dios y como si se hubiese olvidado de su pueblo.
El exilio en Babilio será una experiencia similar al estado de esclavitud de Egipto: Israel caerá en la cuenta de su pecado e infidelidad, y Dios se servirá de esto para llamarlos a la conversión y a renovar su fidelidad. Por medio de esta situación el pueblo madurará en su fe en el Dios único y en una nueva oportunidad de Dios volverá a su tierra para “restablecer” la alianza.
A lo largo de la vida, el cristiano pasa por situaciones similares: hemos de aprender a ver nuestra vida desde la fe y que todo nos sirva para crecer en ella y en el amor de Dios. Las desgracias y los problemas no son queridos directamente por Dios, pero él los permite porque siempre va a sacar de ellos un bien mayor.

Flores del mes de Mayo del Beato Francisco Palau OCD (24)







 
 DÍA VEINTICUATRO

I. Tomillo, romaní, menta, desmayo
1. Escógense para nuestros jardines ciertas plantas que sirven para adornarles con su verdura y perfumarles con su fragancia, tales son el tomillo, romaní y la menta. Son plantas odoríferas, aromáticas y medicinales. Entre ellas póngase el color morado de la flor desmayo y si no hay en todas éstas belleza bastante, únanse en el ramillete a su cardinal la viola y, si se quiere, con la reina de las flores la rosa, y tendremos una pieza completa en la gran guirnalda.
II. La penitencia
2. Tomamos aquí la penitencia en toda la latitud de su sentido: el arrepentimiento de una falta, la flagelación y maceración de la carne con azotes y cilicios y con el látigo y el freno de los trabajos mecánicos respectivos a cada una de las artes, la mortificación de los sentidos, todo esto es representado por el tomillo, romaní, mentas y otras yerbas fuertes que, pisadas y comprimidas y plantadas en los senderones del jardín, dan su especial fragancia y son medicina del alma y del cuerpo. No tienen belleza, les falta la flor, pero póngase no muy lejos el desmayo y otras humildes, y si en sí todas juntas no tienen mérito, unidas a su cardinal y a su reina, la caridad y la templanza, las elevan a una esfera sublime y las constituyen en las coronas en uno de sus adornos.
III. La penitencia en María

3. Esta virtud, en cuanto a ser el arrepentimiento de una falta y la contrición de las culpas, no cupo en María; pero ordenó todo cuanto tuvo de penible, de duro y de amargo a la remisión de nuestros pecados.
IV. El ramillete a María
4. ¿Has pecado? Sin penitencia no te será perdonado. Arrepiéntete de la culpa, y ármate para domar y sujetar la carne. Arregla tus ejercicios de mortificación y de penitencia según los consejos de tu confesor. ¿Has pecado? Ofrece a Dios una penitencia tal cual su justicia te la exija. ¿Has pecado? Prepara tu corazón y preséntale a la Madre de las misericordias dispuesto y resuelto a emprender la penitencia más dura que haya hecho antes de ti cualquiera otro penitente; dispuesto, digo, porque el pecado la reclama: dispuesto has de estar a hacerla del modo y bajo la forma que te sea impuesta por el tribunal de la Penitencia. Ofrece a María inocente, un corazón arrepentido y le dirás:
Presentación del ramillete
ORACIÓN. Señora: Ahí van estas plantas y yerbas fuertes como señal del arrepentimiento de mis culpas. Recibidlas, presentadlas a vuestro Hijo y alcanzadme el perdón de todas ellas.

martes, 23 de mayo de 2017

Conmemoración Padre Pio mayoo 2017 . Santa MISA CANTADA

EL ROSARIO DE HOY CON SANTA JOAQUINA DE VEDRUNA



 Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: El día 22 de mayo, se hace memoria de santa Joaquina de Vedruna, que, madre de familia, educó piadosamente a nueve hijos y, al enviudar, fundó el Instituto de las Carmelitas de la Caridad, soportando serenamente todo tipo de sufrimientos, hasta que murió golpeada por el cólera. Decía: “Pidamos a María que seamos de los que tiene escritos en su Corazón.” Con esa misma intención y con algunos de sus pensamientos rezamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“Cuando os venga alguna tentación, decid: Dios mío, sostenedme; Virgen María, amparadme.”
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“Tengamos paciencia, que el Padre de misericordia todo lo hace bien; confiemos en su bondad… Pido al Señor que te consuele y te bendiga….”
3. La coronación de espinas
“La humildad ha de nacer del corazón...pensemos que los dones de Dios no son para creernos mejores, sino para servir a Cristo con actitud humilde y para no apegarnos a nada, sino al amor de Dios.”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“Dios es Padre y conoce nuestros corazones, acudamos a Él con sinceridad y buena intención, y en todo nos consolará….”
5. La crucifixión y muerte del Señor
“Vayamos, hijas mías muy amadas, a acompañar a nuestra dulcísima Madre al pie de la cruz.”