TRIDUO Y FIESTA DEL PADRE PIO

TRIDUO Y FIESTA DEL PADRE PIO

AVISOS DEL CULTO

A partir del lunes 4 de septiembre, se reanuda el culto de la tarde: LUNES, MARTES, MIÉRCOLES, VIERNES Y SÁBADO: 17:45 Vísperas Cantadas // 18:15 Exposición del Santísimo y rezo del Santo Rosario meditado.

LOS JUEVES, el horario es el siguiente: 21:30 Santo Rosario y 22:00 Hora Santa.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 1 de octubre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 14 de octubre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

sábado, 28 de febrero de 2015

SÁBADO DE LA I SEMANA DE CUARESMA. SANTA MISA EN DIRECTO A LAS 8:15

SOLO TENEMOS UNA MORADA: CRISTO


COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA
SÁBADO DE LA I SEMANA DE CUARESMA
TEMPORAS DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano

Jesús, tras anunciar a sus discípulos su pasión, «tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y subió con ellos aparte a un monte alto. Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz» (Mt 17, 1-2). Según los sentidos, la luz del sol es la más intensa que se conoce en la naturaleza, pero, según el espíritu, los discípulos vieron, por un breve tiempo, un esplendor aún más intenso, el de la gloria divina de Jesús, que ilumina toda la historia de la salvación. San Máximo el Confesor afirma que «los vestidos que se habían vuelto blancos llevaban el símbolo de las palabras de la Sagrada Escritura, que se volvían claras, transparentes y luminosas» (Ambiguum 10: pg 91, 1128 b).
Dice el Evangelio que, junto a Jesús transfigurado, «aparecieron Moisés y Elías conversando con él» (Mt 17, 3); Moisés y Elías, figura de la Ley y de los Profetas. Fue entonces cuando Pedro, extasiado, exclamó: «Señor, ¡qué bueno es que estemos aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías» (Mt 17, 4). Pero san Agustín comenta diciendo que nosotros tenemos sólo una morada: Cristo; él «es la Palabra de Dios, Palabra de Dios en la Ley, Palabra de Dios en los Profetas» (Sermo De Verbis Ev. 78, 3: pl 38, 491). De hecho, el Padre mismo proclama: «Este es mi Hijo, el amado, en quien me complazco. Escuchadlo» (Mt 17, 5). La Transfiguración no es un cambio de Jesús, sino que es la revelación de su divinidad, «la íntima compenetración de su ser con Dios, que se convierte en luz pura. En su ser uno con el Padre, Jesús mismo es Luz de Luz» (Jesús de Nazaret, Madrid 2007, p. 361). Pedro, Santiago y Juan, contemplando la divinidad del Señor, se preparan para afrontar el escándalo de la cruz, como se canta en un antiguo himno: «En el monte te transfiguraste y tus discípulos, en la medida de su capacidad, contemplaron tu gloria, para que, viéndote crucificado, comprendieran que tu pasión era voluntaria y anunciaran al mundo que tú eres verdaderamente el esplendor del Padre» (Kontákion eis ten metamórphosin, en: Menaia, t. 6, Roma 1901, 341).

Queridos amigos, participemos también nosotros de esta visión y de este don sobrenatural, dando espacio a la oración y a la escucha de la Palabra de Dios. Además, especialmente en este tiempo de Cuaresma, os exhorto, como escribe el siervo de Dios Pablo vi, «a responder al precepto divino de la penitencia con algún acto voluntario, además de las renuncias impuestas por el peso de la vida diaria» (const. ap. Pænitemini, 17 de febrero de 1966, iii, c: aas 58 [1966] 182). Invoquemos a la Virgen María, para que nos ayude a escuchar y seguir siempre al Señor Jesús, hasta la pasión y la cruz, para participar también en su gloria.
BENEDICTO XVI, 20 de marzo de 2011

EVANGELIO DEL DÍA: Este es mi Hijo muy amado en quien me complazco.


SÁBADO DE LA I SEMANA DE CUARESMA
TEMPORAS DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano

Seis días después tomó Jesús consigo a Pedro, y a Santiago, y a Juan su hermano; y subiendo con ellos solos a un alto monte,
se transfiguró en su presencia; de modo que su rostro se puso resplandeciente como el sol, y sus vestidos blancos como la nieve.  Y al mismo tiempo les aparecieron Moisés y Elías conversando con él.  Entonces Pedro, tomando la palabra, dijo a Jesús : Señor, bueno es estarnos aquí; si te parece, formemos aquí tres pabellones, uno para ti, otro para Moisés y otro para Elías.

Todavía estaba Pedro hablando, cuando una nube resplandeciente vino a cubrirlos; y al mismo instante resonó desde la nube una voz que decía: Este es mi querido Hijo, en quien tengo todas mis complacencias. A él habéis de escuchar.  A esta voz los discípulos cayeron sobre su rostro en tierra, y quedaron poseídos de un gran espanto.  Mas Jesús se acercó a ellos, los tocó, y les dijo: Levantaos, y no tengáis miedo. Y alzando los ojos, no vieron a nadie más, sino a Jesús. Y al bajar del monte, les puso Jesús precepto, diciendo: No digáis a nadie lo que habéis visto, hasta tanto que el Hijo del hombre haya resucitado de entre los muertos.
 Mateo 17,1-9.

CUARESMA CON SANTA TERESA DE JESÚS: LA CONTEMPLACIÓN DE DIOS

LA CONTEMPLACIÓN DE DIOS
 ¡Oh grandeza de Dios, y cómo sale un alma de aquí después de haber estado un poquito metida en la grandeza de Dios y tan unida a El que, a mi parecer, nunca llega a media hora. Yo os digo en verdad que la misma alma no se conoce; porque mirad la diferencia que hay de un gusano feo a una mariposica blanca, que la misma hay acá. No sabe de dónde pudo merecer tanto bien (de dónde le pudo venir, quise decir, que bien sabe que no lo merece). Se ve con un deseo de alabar al Señor que se quisiera deshacer y morir por El mil muertes (VM 2, 7). 

EL ROSARIO DE HOY CON EL BEATO CARLOS GNOCCHI


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Entre los santos y beatos de este día, se encuentra el beato Carlos Gnocchi, sacerdote de Milán, llamado "el apóstol de los mutilados" por su especial dedicación a los huérfanos y heridos de guerra, particularmente a los niños. Falleció de un cáncer el 28 de febrero de 1956, a la edad de 54 años.
Como testimonio de su devoción y amor a la Virgen, puso bajo su protección casi todos los centros de su fundación.
Queriendo que nuestra vida este bajo la protección materna de María, la invocamos en este santo rosario para que nos encendamos en el amor al prójimo. Ofrecemos este rosario por todos aquellos que sufren en el alma y en el cuerpo las consecuencias de la guerra y la enfermedad, particularmente de los niños.

MISTERIOS GOZOSOS
1.- La encarnación del Hijo de Dios en las entrañas purísimas de la Virgen María.
“El hombre debe absolutamente superarse y donarse, porque si no se atrofia. El individuo aspira con toda su fuerza a convertirse en persona. Pero esto no lo puede hacer sino es siguiendo la vocación para la cual ha sido enviado al mundo. Solo en este caso el servicio no es abatimiento; sino edificación de la personalidad. Porque el hombre no puede servir sino es por algo que lo supera y lo eleva: y esta es la voluntad de Dios, manifestada en la vocación del hombre de hoy.”
2.-La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
“Muchos se preocupan de sentirse bien, más que de vivir bien,  por lo que acabarán sintiéndose mal. Trata de hacer todo el bien en la vida y acabarás sintiéndote muy bien.”
3.-El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén
“En medio de la ajetreo y el bullicio, no se olvide de nuestro pobres. Sería como dejar al Señor en el momento de la prueba y la Pasión, como por desgracia hicieron los discípulos temerosos. Las dificultades del momento, no deben enfriarnos, sino empujarnos a una mayor caridad. Sepa que no hay medio más eficaz para abreviar la prueba y alejar las desgracias que el de la caridad. Lo afirma la Sagrada Escritura, lo demuestra repetidamente la historia de la Iglesia. En tiempos de calamidad, tiempo de vivir la caridad.”
4.-La purificación de Nuestra Señora y presentación del Niño Jesús en el templo
"Los hijos no son de los padre, son de Dios. Ellos tienen una misión en el mundo y una batalla propia, con la bendición de sus padres."
5.- El niño Jesús perdido y hallado en el templo

“Cuando se acepta el don de la vida, don supremo de Dios, acto gran de fe por parte de los que son custodio de una alma para educarla para la vida del cielo, Dios lo recompensa con la alegría más pura… ¡Qué bella, y digo heroica, la empresa de la vida, cuando se la ve cristianamente, cuando se la ve desarrollarse, incluso en medio de las penas y dificultades, bajo la mirada y la dirección del Padre que está en el cielo y que todo lo conduce y guía a la salvación y felicidad eterna de nuestras almas! Incluso el dolor, como purificación y desapego de las cosas terrestres, para unirnos más directamente a Dios”.  

viernes, 27 de febrero de 2015

VIA CRUCIS CON SANTA TERESA DE JESÚS

VIERNES DE LA I SEMANA DE CUARESMA. SANTA MISA

SOLO JESÚS PUEDE CURAR VERDADERAMENTE


En efecto, el mal, anidando en el alma, ata al hombre con los lazos de la mentira, la ira, la envidia y los demás pecados, y poco a poco lo paraliza. Por eso Jesús, suscitando el escándalo de los escribas presentes, dice primero:  "Tus pecados quedan perdonados", y sólo después, para demostrar la autoridad que le confirió Dios de perdonar los pecados, añade:  "Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa" (Mc 2, 11), y lo sana completamente. El mensaje es claro:  el hombre, paralizado por el pecado, necesita la misericordia de Dios, que Cristo vino a darle, para que, sanado en el corazón, toda su existencia pueda renovarse.

También hoy la humanidad lleva en sí los signos del pecado, que le impide progresar con agilidad en los valores de fraternidad, justicia y paz, a pesar de sus propósitos hechos en solemnes declaraciones. ¿Por qué? ¿Qué es lo que entorpece su camino? ¿Qué es lo que paraliza este desarrollo integral? Sabemos bien que, en el plano histórico, las causas son múltiples y el problema es complejo. Pero la palabra de Dios nos invita a tener una mirada de fe y a confiar, como las personas que llevaron al paralítico, a quien sólo Jesús puede curar verdaderamente.
Benedicto XVI

EVANGELIO DEL DÍA: LEVANTATE; TOMA TU CAMILLA Y ANDA


VIERNES DE LA I SEMANA DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano


Después de esto, hubo una fiesta de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Hay en Jerusalén una piscina Probática que se llama en hebreo Betzatá, que tiene cinco pórticos. En ellos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos, paralíticos, esperando la agitación del agua. Porque el ángel del Señor se lavaba de tiempo en tiempo en la piscina y agitaba el agua; y el primero que se metía después de la agitación del agua, recobraba la salud de cualquier mal que tuviera. Había allí un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo. Jesús, viéndole tendido y sabiendo que llevaba ya mucho tiempo, le dice: «¿Quieres recobrar la salud?» Le respondió el enfermo: «Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se agita el agua; y mientras yo voy, otro baja antes que yo.» Jesús le dice: «Levántate, toma tu camilla y anda.» Y al instante el hombre recobró la salud, tomó su camilla y se puso a andar. Pero era sábado aquel día. Por eso los judíos decían al que había sido curado: «Es sábado y no te está permitido llevar la camilla.» Él les respondió: «El que me ha devuelto la salud me ha dicho: Toma tu camilla y anda.» Ellos le preguntaron: «¿Quién es el hombre que te ha dicho: Tómala y anda?» Pero el curado no sabía quién era, pues Jesús había desaparecido porque había mucha gente en aquel lugar. Más tarde Jesús lo encuentra en el Templo y le dice: «Mira, has recobrado la salud; no peques más, para que no te suceda algo peor.» El hombre se fue a decir a los judíos que era Jesús el que le había devuelto la salud.
Jn 5, 1-15

CUARESMA CON SANTA TERESA DE JESÚS


NO DEJAR LA ORACIÓN
  Lo que advierto mucho es que no deje la oración, que allí se dará cuenta de lo que hace y ganará del Señor arrepentimiento y fortaleza para levantarse (V 15, 3; CN 5).

EL ROSARIO DE HOY CON SAN GABRIEL DE LA DOLOROSA


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Se hace hoy memoria de san Gabriel de la Dolorosa, religioso pasionista que murió con 24 años. Al sentir la vocación religiosa, no dudo en abandonar el futuro prometedor que le ofrecía el mundo.  Se distinguió particularmente por su devoción a la Virgen Dolorosa y a la que decía: “Madre mía, mi paraíso son tus dolores.”
Imitemos su amor a la Virgen y ofrezcamos este rosario por aquellos jóvenes  que sienten la llamada a consagrarse a Dios para que respondan generosamente y para que los jóvenes cristianos sean luz y sal en medio de la sociedad. 
Señor mío Jesucristo...  
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“La propia voluntad no agrada a Dios, no le agrada.”
2. La flagelación de Jesús atado a la columna
“Vos –Virgen María- no rechazáis a ningún pecador, por cargado de culpas que se halle, si recurre a vuestra misericordia. Vos con Vuestra mano maternal lo sacaríais del abismo de la desesperación, como dice San Bernardo.”
3. La coronación de espinas
“¿Podía yo disfrutar de más placeres y diversiones? ¿Y qué queda ahora de ello? Nada más que penas, temores y turbaciones”.
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“Creo que por Vos –Virgen María- recibimos nosotros el Don de la Perseverancia: si os sigo, no me descarriaré; si acudo a Vos, no me desesperaré; si Vos me sostenéis, no caeré; si Vos me protegéis, no temeré; si os sigo a Vos, no me cansaré; si os alcanzo, me recibiréis con amor.”
5. La crucifixión y muerte del Señor
“Creo que Vos –Virgen María- sois la Cooperadora de nuestra justificación; la Reparadora de los hombres, Corredentora de todo el mundo. Creo que cuantos no se acojan con Vos, como Arca de Salvación, perecerán en el tempestuoso mar de este mundo. Nadie se salvará sin Vuestra ayuda..”


jueves, 26 de febrero de 2015

ERRATAS CALENDARIO LITÚRGICO: 26 de marzo


JUEVES 26. Feria  de Cuaresma
III clase, morado
§  Misa propia CONFESSIO ET PULCHRITUDO. Prefacio de Cuaresma. Oración super populum.  
Ez 18, 1-9.- Ez 18, 20-28 Este será varón justo y tendrá vida verdadera y feliz.
Mt 15, 21-28.- Curación de la hija de la mujer cananea. Mujer, grande es tu fe. Hágase como deseas.

§  Oficio ferial. 3 lecc de homilía. Sin Te Deum. Laudes II.

HORA SANTA CON EL PAPA. La Familia: los Hermanos (6)

JUEVES DE LA I SEMANA DE CUARESMA. SANTA MISA EN DIRECTO A LAS 8:15

ESTAMOS LLAMADOS A CRECER EN LA FE


COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA
JUEVES DE LA I SEMANA DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano

El pasaje evangélico comienza con la indicación de la región a donde Jesús se estaba retirando: Tiro y Sidón, al noroeste de Galilea, tierra pagana. Allí se encuentra con una mujer cananea, que se dirige a él pidiéndole que cure a su hija atormentada por un demonio (cf. Mt 15,21-28). Ya en esta petición podemos descubrir un inicio del camino de fe, que en el diálogo con el divino Maestro crece y se refuerza. La mujer no tiene miedo de gritar a Jesús: «Ten compasión de mí», una expresión recurrente en los Salmos; lo llama «Señor» e «Hijo de David», manifestando así una firme esperanza de ser escuchada.
¿Cuál es la actitud del Señor frente a este grito de dolor de una mujer pagana? Puede parecer desconcertante el silencio de Jesús, hasta el punto de que suscita la intervención de los discípulos, pero no se trata de insensibilidad ante el dolor de aquella mujer. San Agustín comenta con razón: «Cristo se mostraba indiferente hacia ella, no por rechazarle la misericordia, sino para inflamar su deseo». El aparente desinterés de Jesús, que dice: «Sólo he sido enviado a las ovejas descarriadas de Israel», no desalienta a la cananea, que insiste: «¡Señor, ayúdame!». E incluso cuando recibe una respuesta que parece cerrar toda esperanza -«No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos»-, no desiste. No quiere quitar nada a nadie: en su sencillez y humildad le basta poco, le bastan las migajas, le basta sólo una mirada, una buena palabra del Hijo de Dios. Y Jesús queda admirado por una respuesta de fe tan grande y le dice: «Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas».
Queridos amigos, también nosotros estamos llamados a crecer en la fe, a abrirnos y acoger con libertad el don de Dios, a tener confianza y gritar asimismo a Jesús: «¡Danos la fe, ayúdanos a encontrar el camino!». Es el camino que Jesús pidió que recorrieran sus discípulos, la cananea y los hombres de todos los tiempos y de todos los pueblos, cada uno de nosotros. La fe nos abre a conocer y acoger la identidad real de Jesús, su novedad y unicidad, su Palabra, como fuente de vida, para vivir una relación personal con él. El conocimiento de la fe crece, crece con el deseo de encontrar el camino, y en definitiva es un don de Dios, que se revela a nosotros no como una cosa abstracta, sin rostro y sin nombre; la fe responde, más bien, a una Persona, que quiere entrar en una relación de amor profundo con nosotros y comprometer toda nuestra vida. Por eso, cada día nuestro corazón debe vivir la experiencia de la conversión, cada día debe vernos pasar del hombre encerrado en sí mismo al hombre abierto a la acción de Dios, al hombre espiritual (cf. 1 Cor 2,13-14), que se deja interpelar por la Palabra del Señor y abre su propia vida a su Amor.
Queridos hermanos y hermanas, alimentemos por tanto cada día nuestra fe, con la escucha profunda de la Palabra de Dios, con la celebración de los sacramentos, con la oración personal como «grito» dirigido a él y con la caridad hacia el prójimo. Invoquemos la intercesión de la Virgen María, a la que mañana contemplaremos en su gloriosa asunción al cielo en alma y cuerpo, para que nos ayude a anunciar y testimoniar con la vida la alegría de haber encontrado al Señor.
Benedicto XVI, Ángelus del 14 de agosto de 2011

EVANGELIO DEL DÍA: Mujer, grande es tu fe. Hágase como deseas.


JUEVES DE LA I SEMANA DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano

Partido de aquí Jesús, se retiró hacia el país de Tiro y de Sidón.  Cuando he aquí que una mujer cananea, venida de aquel territorio, empezó a dar voces diciendo: Señor, Hijo de David, ten lástima de mí; mi hija es cruelmente atormentada del demonio. Jesús no le respondió palabra; y sus discípulos, acercándose, intercedían diciéndole: Concédele lo que pide, a fin de que se vaya porque viene gritando tras nosotros. A lo que Jesús respondiendo dijo: Yo no soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.  No obstante, ella se acercó y le adoró diciendo: Señor, socórreme.  El cual le dio por respuesta: No es justo tomar el pan de los hijos y echarlo a los perros.  Mas ella le dijo: Es verdad, Señor; pero los perritos comen al menos las migajas que caen de la mesa de sus amos.  Entonces Jesús respondiendo le dijo: ¡Oh mujer!, grande es tu fe; hágase conforme tú lo deseas. Y en la hora misma su hija quedó curada.
Mateo 15,21-28.

CUARESMA CON SANTA TERESA DE JESÚS: ANTE LA TENTACIONES DEL DEMONIO, HUMILDAD

ANTE LA TENTACIONES  DEL DEMONIO, HUMILDAD

Cuando el demonio por incitar a soberbia, provoca estas apariciones, si entonces el alma, pensando que son de Dios se humilla y reconoce que no merece tan gran merced y se esfuerza en servir más, porque viéndose rica cuando aún no merece comer las migajas que caen de las personas a quienes hace Dios estas mercedes, se humilla y comienza a esforzarse a hacer penitencia y más oración y a tener más cuidado de no ofender a este Señor que le hace esta merced y a obedecer con más perfección, yo aseguro que no volverá el demonio, sino que se irá avergonzado y que ningún daño dejará en el alma (F 8, 4).

EL ROSARIO DE HOY CON SANTA PAULA MONTAL


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Entre los santos de este día está Santa Paula Montal que movida por su gran amor a Dios y al prójimo, fundó en 1829 el Instituto de Hijas de María, Religiosas de las Escuelas Pías, para la educación integral, humana y cristiana, de las niñas y jóvenes, y la promoción de la mujer. Murió en el año 1889.
Siempre tenía el nombre de María en sus labios y así infundió en las niñas un tierno amor a la Virgen. ¡Ojalá la imitemos! Ofrecemos este rosario por las religiosas que trabajan en la educación de la infancia y de la juventud.
MISTERIOS LUMINOSOS
1.-El Bautismo del Señor en el Jordán
Yo no puedo hacer otra cosa que rogar al Altísimo en mis pobres oraciones .”
2.-El Milagro de las Bodas de Cana
“Callad, callad. Yo no puedo hacer milagros. Sólo deseo que Jesús haga el milagro de admitir a una pobrecita como yo en su compañía, y permitir que le ame para siempre."
3.- El anuncio del Reino invitando a la conversión.
“Estamos obligadas a buscar la honra de Dios, a trabajar por el decoro de su casa - Iglesia, y a procurar el sosiego y progreso de la sociedad.”
4.-La Transfiguración del Señor
“Para hacer oración, cerrad los ojos del cuerpo y abrid los ojos del alma.”
5.- La institución de la Eucaristía

“Mira, Amor mío, yo me vaya descansar; en el Sagrario te dejo mi corazón: que te ame siempre sin cesar..., y cuando yo vuelva mañana por él, que me lo entregues hecho un ascua de amor... y que este amor sea sólo para Ti y para tu Madre y mi Madre, la Virgen Santísima... Cuando mi corazón esté dispuesto de esta suerte, entonces envíame cruces y penas, que todo lo sufriré con alegría... Mas, si un instante de mi vida he de dejar de amarte, ¡oh!, entonces, quédatelo; no me lo devuelvas, pues no lo necesito más 'que para emplearlo en tu amor.”

miércoles, 25 de febrero de 2015

SANTA MISA. MIÉRCOLES DE LA I SEMANA DE CUARESMA. EN DIRECTO A LAS 8:15

HÁGASE TU VOLUNTAD


COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA
MIERCOLES DE LA I SEMANA DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano

Cada día en la oración del Padrenuestro pedimos al Señor: «hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo» (Mt 6, 10). Es decir, reconocemos que existe una voluntad de Dios con respecto a nosotros y para nosotros, una voluntad de Dios para nuestra vida, que se ha de convertir cada día más en la referencia de nuestro querer y de nuestro ser; reconocemos, además, que es en el «cielo» donde se hace la voluntad de Dios y que la «tierra» solamente se convierte en «cielo», lugar de la presencia del amor, de la bondad, de la verdad, de la belleza divina, si en ella se cumple la voluntad de Dios. En la oración de Jesús al Padre, en aquella noche terrible y estupenda de Getsemaní, la «tierra» se convirtió en «cielo»; la «tierra» de su voluntad humana, sacudida por el miedo y la angustia, fue asumida por su voluntad divina, de forma que la voluntad de Dios se cumplió en la tierra. Esto es importante también en nuestra oración: debemos aprender a abandonarnos más a la Providencia divina, pedir a Dios la fuerza de salir de nosotros mismos para renovarle nuestro «sí», para repetirle que «se haga tu voluntad», para conformar nuestra voluntad a la suya. Es una oración que debemos hacer cada día, porque no siempre es fácil abandonarse a la voluntad de Dios, repetir el «sí» de Jesús, el «sí» de María. Los relatos evangélicos de Getsemaní muestran dolorosamente que los tres discípulos, elegidos por Jesús para que estuvieran cerca de él, no fueron capaces de velar con él, de compartir su oración, su adhesión al Padre, y fueron vencidos por el sueño. Queridos amigos, pidamos al Señor que seamos capaces de velar con él en la oración, de seguir la voluntad de Dios cada día incluso cuando habla de cruz, de vivir una intimidad cada vez mayor con el Señor, para traer a esta «tierra» un poco del «cielo» de Dios.

 BENEDICTO XVI, 1 de febrero de 2012

EVANGELIO DEL DÍA:EL QUE HACE LA VOLUNTAD DE MI PADRE, ESE ES MI HERMANO Y MI HERMANA Y MI MADRE

MIÉRCOLES DE LA I SEMANA DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano

Entonces algunos de los escribas y fariseos le hablaron, diciendo: Maestro, quisiéramos verte hacer algún milagro.  Mas él les respondió: Esta raza mala y adúltera pide un prodigio; pero no se le dará el que pide, sino el prodigio de Jonás profeta: Porque así como Jonás estuvo en el vientre de la ballena tres días y tres noches, así el Hijo del hombre estará tres días y tres noches en el seno de la tierra.  Los naturales de Nínive se levantarán el día del juicio contra esta raza de hombres, y la condenarán: Por cuanto ellos hicieron penitencia a la predicación de Jonás. Y con todo, el que está aquí es más que Jonás.
La reina del mediodía hará de acusadora en el día del juicio contra esta raza de hombres y la condenará; por cuanto vino de los extremos de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón. Y con todo, aquí tenéis quien es más que Salomón.  Cuando el espíritu inmundo ha salido de algún hombre, anda vagando por lugares áridos, buscando dónde hacer asiento, sin que lo consiga.
Entonces dice: Volveré a mi casa, de donde he salido. Y volviendo a ella la encuentra desocupada, bien barrida y alhajada.  Con esto va y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrando habitan allí; con que viene a ser el último estado de aquel hombre más lastimoso que el primero. Así ha de acontecer a esta raza de hombres perversísima.  Todavía estaba él hablando al pueblo, y he aquí su madre y sus hermanos estaban fuera, que le querían hablar.
Por lo que uno le dijo: Mira que tu madre y tus hermanos están allí fuera preguntando por ti.  Pero él, respondiendo al que se lo decía, replicó: ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?  Y mostrando con la mano a sus discípulos: Estos, dijo, son mi madre y mis hermanos. Porque cualquiera que hiciere la voluntad de mi Padre, que está en los cielos, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.
Mateo 12,38-50

CUARESMA CON SANTA TERESA: DEJA HACER LA VOLUNTAD DE DIOS

DEJA HACER LA VOLUNTAD DE DIOS
Yo deseo servir a este Señor; no pretendo otra cosa sino agradarle; no quiero alegría, ni descanso, ni otro bien más que hacer la voluntad de Dios (V 25, 19).

 ¡Oh, alma mía!, deja hacer la voluntad de tu Dios; eso te conviene; sirve y espera en su misericordia, que remediará tu pena cuando la penitencia de tus culpas haya ganado algún perdón de ellas; no quieras gozar sin padecer.

EL ROSARIO DE HOY CON EL BEATO CIRÍACO MARÍA SANCHA


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Entre los santos y beatos de este día, está el beato Ciriaco María Sancha Hervás, que se caracterizó por su caridad hacia los más pobres fundando una Congregación Religiosa con este fin y por su fidelidad al Romano Pontífice por la que sufrió durante meses la prisión. Fue obispo auxiliar de Toledo, después pasó a la sede de Ávila, posteriormente Madrid y Valencia donde recibió el nombramiento de cardenal; terminó sus días en Toledo como Arzobispo primado de España.  Fue un buen pastor que entregó toda su vida y su tiempo por el bien de sus fieles. 
Ciríaco Sancha se distinguió como hombre de Dios, apóstol incansable, de una fe inquebrantable, pastor ejemplar, humilde, sencillo, cercano, solidario; era sumamente comunicativo, trataba con todas las clases sociales sin distinción; desde los vendedores ambulantes y niños callejeros hasta las más altas personalidades. Para todos tenía consejos oportunos; palabras de aliento y de consuelo.
Con el meditamos el Santo Rosario, y le pedimos a la Nuestra Señora del Sagrario ante la cual tantas veces rezó que nos inflamemos en el amor a la Eucaristía y al prójimo. Pidamos especialmente por todas las instituciones y personas que se dedican al ejercicio de la caridad en la Iglesia.
MISTERIOS GLORIOSOS
1.-La Resurrección del Señor.
“Religión: he ahí nuestro lema,  nuestra enseña, nuestra moral; Religión en el arte, en la literatura, en la ciencia: he ahí nuestro anhelo; Religión en el individuo, en el hogar, en el taller, en la sociedad: ese es nuestro deseo; que la religión lo llene todo, lo informe todo; para eso nos armamos caballeros…Por la Religión nuestras batallas.”
2.- La Ascensión del Señor
“Cuando pase frente a una iglesia donde se halle reservado el Sacramento diga en su interior: ahí está mi Amado, mi todo y mi amor.”
3.- La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles reunidos en torno a la Virgen María
“Deseo estar hasta el último día unido de corazón y espíritu al Romano Pontífice, amándole y recibiendo y creyendo todas sus enseñanzas.”
4.- La Asunción de María Santísima a los Cielos
“No seas tan soberbio como para creerte con derecho a aplastar a los demás, ni tan humilde como para ser aplastado. No seas tan rico, como para que todo te sobre, ni tan pobre como para que todo te falte. No seas tan tonto para creer que todo el mundo es bueno, ni tan desgraciado como para comprobar lo contrario.”
5.- La Coronación De La Virgen Como Reina Y Señora De Todo Lo Creado.

“La providencia de Dios es grande y alcanza para todos.”

martes, 24 de febrero de 2015

SAN MATÍAS, APÓSTOL. SANTA MISA. EN DIRECTO A LAS 8:15

Lo sentimos, ha habido un fallo en la conexión de internet. 

CUARESMA CON SANTA TERESA DE JESÚS: SIEMPRE LA HUMILDAD POR DELANTE!


SIEMPRE LA HUMILDAD POR DELANTE
No está el amor de Dios en llorar ni sentir gustos y ternura, que casi siempre los deseamos y nos consolamos con ellos, sino en servir con justicia y fortaleza de alma y humildad (V 11, 14).
 ¡Siempre la humildad por delante para entender que no han de venir estas fuerzas de las nuestras! (V 13, 4; CN 3).

¿QUE SIGNIFICA SER PEQUEÑOS?

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA
24 de febrero.- San Matías, apostol
Forma Extraordinaria del Rito Romano
Hagámonos ahora la pregunta: ¿a quién quiere revelar el Hijo los misterios de Dios? Al comienzo del Himno Jesús expresa su alegría porque la voluntad del Padre es mantener estas cosas ocultas a los doctos y los sabios y revelarlas a los pequeños (cf. Lc 10, 21). En esta expresión de su oración, Jesús manifiesta su comunión con la decisión del Padre que abre sus misterios a quien tiene un corazón sencillo: la voluntad del Hijo es una cosa sola con la del Padre. La revelación divina no tiene lugar según la lógica terrena, para la cual son los hombres cultos y poderosos los que poseen los conocimientos importantes y los transmiten a la gente más sencilla, a los pequeños. Dios ha usado un estilo muy diferente: los destinatarios de su comunicación han sido precisamente los «pequeños». Esta es la voluntad del Padre, y el Hijo la comparte con gozo. Dice el Catecismo de la Iglesia católica: «Su conmovedor “¡Sí, Padre!” expresa el fondo de su corazón, su adhesión al querer del Padre, de la que fue un eco el “Fiat” de su Madre en el momento de su concepción y que preludia lo que dirá al Padre en su agonía. Toda la oración de Jesús está en esta adhesión amorosa de su corazón de hombre al “misterio de la voluntad” del Padre (Ef 1, 9)» (n. 2603). De aquí deriva la invocación que dirigimos a Dios en el Padrenuestro: «Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo»: junto con Cristo y en Cristo, también nosotros pedimos entrar en sintonía con la voluntad del Padre, llegando así a ser sus hijos también nosotros. Jesús, por lo tanto, en este Himno de júbilo expresa la voluntad de implicar en su conocimiento filial de Dios a todos aquellos que el Padre quiere hacer partícipes de él; y aquellos que acogen este don son los «pequeños».
Pero, ¿qué significa «ser pequeños», sencillos? ¿Cuál es «la pequeñez» que abre al hombre a la intimidad filial con Dios y a aceptar su voluntad? ¿Cuál debe ser la actitud de fondo de nuestra oración? Miremos el «Sermón de la montaña», donde Jesús afirma: «Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios» (Mt 5, 8). Es la pureza del corazón la que permite reconocer el rostro de Dios en Jesucristo; es tener un corazón sencillo como el de los niños, sin la presunción de quien se cierra en sí mismo, pensando que no tiene necesidad de nadie, ni siquiera de Dios.
Benedicto XVI

EVANGELIO DEL DÍA: Te doy gracias, Padre mío


24 de febrero
SAN MATÍAS, APÓSTOL
Forma Extraordinaria del Rito Romano
Por aquel tiempo exclamó Jesús, diciendo: Yo te glorifico, Padre mío, Señor del cielo y de la tierra, porque has tenido encubiertas estas cosas, a los sabios y prudentes del siglo, y las has revelado a los pequeñuelos.  Sí, Padre mío, alabado seas, por haber sido de tu agrado que fuese así.  Todas las cosas las ha puesto mi Padre en mis manos. Pero nadie conoce al Hijo sino el Padre; ni conoce ninguno al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo haya querido revelarlo.  Venid a mí todos los que andáis agobiados con trabajos y cargas, que yo os aliviaré.  Tomad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis el reposo para vuestras almas.  Porque suave es mi yugo y ligero el peso mío.
Mateo 11,25-30. 

EL ROSARIO DE HOY CON LA BEATA ASCENSIÓN DEL CORAZÓN DE JESÚS NICOL GOÑI


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Entre los santos de este día, se encuentra la beata Ascensión del Corazón de Jesús Nicol Goñi. Nació en Navarra e ingresó en las dominicas de Santa Rosa que combinaban la vida contemplativa y la enseñanza. Enviada como misionera a Lima (Perú), fundó junto con el obispo mons. Zubieta las Misioneras Dominicas Hermanas del Rosario dedicadas a las misiones y la educación. Fue la primera misionera en la Amazonía Peruana.
Ofrecemos este rosario que vamos a meditar con sus pensamientos para que también nosotros nos llenemos de celo misionero y pedimos por todos aquellos que todavía nos han recibido el anuncio del Evangelio para que sean fieles a ley natural inscrita por Dios en todos los corazones.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“Yo aspiro a hacer felices a los seres que en mutua unión han de vivir conmigo, a suavizar sus horas de tristeza, a ser en sus pesares lenitivo. Mi anhelo es ver felices a los que amo; pues su dicha es mi dicha y regocijo, aunque oculte pesares en mi alma, aunque oculte mi llanto y mis suspiros. Y aún gozosa les diera todo el mérito de mis pocos o muchos sacrificios. Persigo este ideal para mi vida, tal vez, diréis que peca de sencillo, más espero lo premie y ennoblezca la caridad de Cristo..”
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“Un alma víctima es un alma que se entrega sin reserva y que no tiene elección propia; pronta a todas las luchas, a todos los sufrimientos; alma que no tiene interés propio, vida propia. Su vida es la de la pura fe de amor constante.”.”
3. La coronación de espinas
““El dolor pasa, la belleza de la obra, hecha con sufrimiento queda para siempre.”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“Es alma que huye de mirarse a sí misma, ni tenerse en cuenta para nadie; alma amable, apacible, bajo la acción de Dios; alma divinizada: la voluntad de Dios puede obrar libremente en ella, como si se tratara de un ser inanimado. Esa alma es para Dios objeto de goce y alegría. Puede hacer de ella lo que agrade a su querer, en cambio sólo le devolverá amor. Será otro Cristo, sus acciones serán como gotas de sangre que al caer sobre las almas, pondrán de relieve la obra de la Providencia.”.”
5. La crucifixión y muerte del Señor
“Como víctima de vuestro amor me ofrezco hoy, Jesús mío, dignaos recibirme a pesar de mis miserias, perdonadme mis pecados, consumidlos en las llamas de vuestra inmensa caridad. Quiero vivir de vuestra vida, para ser víctima aceptable a vuestros ojos divinos.

lunes, 23 de febrero de 2015

CONMEMORACIÓN DEL PADRE PÍO. Rosario y Santa Misa Cantada en directo a las 17:45

EL CRITERIO DEL JUICIO ES EL AMOR

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA
LUNES DE LA I SEMANA DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano

La Palabra de Dios nos repetirá que su rostro, revelación del misterio invisible del Padre, es el rostro del buen Pastor, dispuesto a cuidar de sus ovejas dispersas y a reunirlas para apacentarlas y hacer que descansen en un lugar seguro. Él busca con paciencia a la oveja perdida y cura a la enferma (cf. Ez 34, 11-12. 15-17). Sólo en él podemos encontrar la paz que nos ha adquirido al precio de su sangre, tomando sobre sí los pecados del mundo y obteniéndonos la reconciliación.
La Palabra de Dios nos recordará también que el rostro de Cristo, Rey del universo, es el rostro del juez, porque Dios es al mismo tiempo Pastor bueno y misericordioso y Juez justo. En particular, la página evangélica (cf.Mt 25, 31-46) nos presentará el gran cuadro del juicio final. En esta parábola, el Hijo del hombre en su gloria, rodeado por sus ángeles, se comporta como el pastor que separa las ovejas de las cabras y pone a los justos a su derecha y a los réprobos a su izquierda. Invita a los justos a entrar en la herencia preparada desde siempre para ellos, mientras que a los réprobos los condena al fuego eterno, preparado para el diablo y para los demás ángeles rebeldes.
Es decisivo el criterio del juicio. Este criterio es el amor, la caridad concreta con el prójimo, en particular con los "pequeños", con las personas que atraviesan más dificultades: los que tienen hambre y sed, los forasteros, los desnudos, los enfermos, los presos. El rey declara solemnemente a todos que lo que han hecho o no han hecho a ellos, lo han hecho o no lo han hecho a él mismo. Es decir, Cristo se identifica con sus "hermanos más pequeños" y en el juicio final se dará cuenta de lo que ya se realizó en la vida terrena.
Queridos hermanos y hermanas, esto es lo que le interesa a Dios. No le importa la realeza histórica; lo que quiere es reinar en el corazón de las personas y desde allí en el mundo: él es rey de todo el universo, pero el punto crítico, la zona donde su reino corre peligro, es nuestro corazón, porque en él Dios se encuentra con nuestra libertad. Nosotros, y sólo nosotros, podemos impedirle reinar en nosotros mismos y, por tanto, podemos poner obstáculos a su realeza en el mundo: en la familia, en la sociedad y en la historia. Nosotros, hombres y mujeres, tenemos la posibilidad de elegir con quién queremos aliarnos: con Cristo y con sus ángeles, o con el diablo y con sus seguidores, para usar el mismo lenguaje del Evangelio. A nosotros corresponde la decisión de practicar la justicia o la iniquidad, abrazar el amor y el perdón o la venganza y el odio homicida. De esto depende nuestra salvación personal, pero también la salvación del mundo.
Por eso Jesús quiere asociarnos a su realeza; por eso nos invita a colaborar en la venida de su reino de amor, de justicia y de paz. Debemos responderle, no con palabras, sino con obras: eligiendo el camino del amor operante y generoso al prójimo, le permitimos extender su señorío en el tiempo y en el espacio.

Benedicto XVI, 22 de noviembre de 2008

EVANGELIO DEL DÍA: Cuando venga el Hijo del hombre, separará a los unos de los otros como el pastor separa a las ovejas de los cabritos


LUNES DE LA I SEMANA DE CUARESMA
Forma Extraordinaria del Rito Romano
Cuando venga, pues, el Hijo del hombre con toda su majestad, y acompañado de todos sus ángeles, se sentará entonces en el trono de su gloria;  y hará comparecer delante de él a todas las naciones; y separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos,  poniendo a las ovejas a su derecha y los cabritos a la izquierda. Entonces el rey dirá a los que estarán a su derecha: Venid, benditos de mi Padre, a tomar posesión del reino celestial, que os está preparado desde el principio del mundo;  porque yo tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; era peregrino y me hospedasteis;  estando desnudo me cubristeis, enfermo y me visitasteis, encarcelado y vinisteis a verme y consolarme. A lo cual los justos le responderán, diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos nosotros hambriento y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber?;  ¿cuándo te hallamos de peregrino y te hospedamos, desnudo y te vestimos?,  o ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a visitarte? Y el rey, en respuesta, les dirá: En verdad os digo: Siempre que lo hicisteis con algunos de estos mis más pequeños hermanos, conmigo lo hicisteis. Al mismo tiempo dirá a los que estarán a la izquierda: Apartaos de mí, malditos; id al fuego eterno, que fue destinado para el diablo y sus ángeles.  Porque tuve hambre y no me disteis de comer; sed, y no me disteis de beber;  era peregrino y no me recogisteis; desnudo y no me vestisteis; enfermo, y encarcelado y no visitasteis.  A lo que replicarán también los malos: ¡Señor!, ¿cuándo te vimos hambriento, o sediento, o peregrino, o desnudo, o enfermo, o encarcelado y dejaos de asistirte? Entonces les responderá: Os digo en verdad: Siempre que dejasteis de hacerlo con alguno de estos mis pequeños hermanos, dejasteis de hacerlo conmigo. Y en consecuencia, irán éstos al eterno suplicio, y los justos a la vida eterna.
Mateo 25,31-46