26 AL 27 DE JUNIO, PEREGRINACIÓN A FÁTIMA...

AVISOS DEL CULTO

*** Viernes 23 de junio- Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Santa misa a las 8:15. Santa Misa cantada a las 18:00 precedida del rosario a las 17:45, con la conmemoración y veneración de la reliquia del P. Pío.

Domingo, 25 de junio. III Domingo de Pentecostés. Santa Misa a las 10:00

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 3 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 9 de septiembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

viernes, 30 de diciembre de 2016

Reportaje fotográfico de la Vigilia de Navidad y Kalenda de Navidad (2016)


Nuestro agradecimiento por las Fotografías y Presentación a Dña. Marisol Carmena

EL ROSARIO DE HOY CON EL BEATO LUIS BOCCARDO





Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Se hace hoy memoria del beato Luis Boccardo, sacerdote de Turín y fundador de las Hijas de Jesús Rey y promotor de un santuario a la realeza del Señor. Se caracterizó por su amor al sacerdocio y la atención a los discapacitados. Murió en Turín, tal día como hoy del año 1936.
Con algunos de sus pensamientos meditamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo…
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“Los dolores, la angustia de María en la pasión de Jesús son tantos y tan graves que su desolación es grande como el mar.”
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“Las pequeñas tribulaciones cotidianas nos sirven para purificar nuestra alma de los defectos y faltas, y así pagar nuestra deuda con Dios.”
3. La coronación de espinas
“No podemos vivir sin tribulaciones y contrariedades… La paciencia nos hace señores de nosotros mismos.”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“Con Jesús en nuestro corazón se llevan con mucha fuerza y amor todos los trabajos.”
5. La crucifixión y muerte del Señor
“Yo contemplo con fe al Crucificado y en las heridas de Jesús leemos el infinito amor de Dios por nosotros… y ninguna dificultad puede abatirme.”

PALABRA DE DIOS Y EUCARISTÍA Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.



 PALABRA DE DIOS Y EUCARISTÍA
Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.
Lo que se afirma genéricamente de la relación entre Palabra y sacramentos, se ahonda cuando nos referimos a la celebración eucarística.
El discurso sobre el pan de vida se refiere al don de Dios que Moisés obtuvo para su pueblo con el maná en el desierto y que, en realidad, es la Torá, la Palabra de Dios que da vida (cf. Sal 119; Pr 9,5). Jesús lleva a cumplimiento en sí mismo la antigua figura: «El pan de Dios es el que baja del cielo y da la vida al mundo... Yo soy el pan de vida» (Jn 6,33-35). Aquí, «la Ley se ha hecho Persona. En el encuentro con Jesús nos alimentamos, por así decirlo, del Dios vivo, comemos realmente el “pan del cielo”».
El Prólogo de Juan se profundiza en el discurso de Cafarnaúm: si en el primero el Logos de Dios se hace carne, en el segundo es «pan» para la vida del mundo (cf. Jn 6,51), haciendo alusión de este modo a la entrega que Jesús hará de sí mismo en el misterio de la cruz, confirmada por la afirmación sobre su sangre que se da a «beber» (cf. Jn 6,53). De este modo, en el misterio de la Eucaristía se muestra cuál es el verdadero maná, el auténtico pan del cielo: es el Logos de Dios que se ha hecho carne, que se ha entregado a sí mismo por nosotros en el misterio pascual.
El relato de Lucas sobre los discípulos de Emaús: La presencia de Jesús, primero con las palabras y después con el gesto de partir el pan, hizo posible que los discípulos lo reconocieran, y que pudieran revivir de un modo nuevo lo que antes habían experimentado con él: «¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras?» (24,32).
Conviene tener siempre en cuenta que la Palabra de Dios leída y anunciada por la Iglesia en la liturgia conduce, por decirlo así, al sacrificio de la alianza y al banquete de la gracia, es decir, a la Eucaristía, como a su fin propio».
La Palabra de Dios se hace sacramentalmente carne en el acontecimiento eucarístico. La Eucaristía nos ayuda a entender la Sagrada Escritura, así como la Sagrada Escritura, a su vez, ilumina y explica el misterio eucarístico. En efecto, sin el reconocimiento de la presencia real del Señor en la Eucaristía, la comprensión de la Escritura queda incompleta.
Cfr. Verbum Domini 55

jueves, 29 de diciembre de 2016

HORA SANTA CON EL PAPA. Orar para obtener Misericordia (21)

ROSARIO DE NAVIDAD



Santo Rosario.
Por la señal... 
Señor mío Jesucristo…
MISTERIOS LUMINOSOS
1.-El Bautismo del Señor en el Jordan
Divino Niño Jesús, Palabra Eterna del Padre, que has querido ser contado entre los pecadores, acuérdate de todos los bautizados para que vivan conforme a su condición de hijos de Dios y ten misericordia de nosotros.
2.-El Milagro de las Bodas de Cana
Divino Niño Jesús, Palabra Eterna del Padre, que con tu encarnación te uniste a nuestra naturaleza humana para hacernos partícipes de tu condición divina, líbranos del dominio del hombre viejo y transforma nuestra agua en vino y ten misericordia de nosotros.
3.- El anuncio del Reino invitando a la conversión.
Divino Niño Jesús, Palabra Eterna del Padre, que nos llamas a la conversión, danos el verdadero dolor de nuestros pecados  y ten misericordia de nosotros.
4.-La Transfiguración del Señor
Divino Niño Jesús, Palabra Eterna del Padre, que en el monte Tabor mostraste tu belleza resplandeciente,  haz brillar la luz de tu verdad y ten misericordia de nosotros.
5.- La institución de la Eucaristía
Divino Niño Jesús, Palabra Eterna del Padre, que te hiciste carne para ser pan de nuestro alimento, haz que te recibamos con mayor fervor y conciencia y ten misericordia de nosotros.

NAVIDAD 2016 EXTRAORDINARIA EN ALBACETE


LA LITURGIA, LUGAR PRIVILEGIADO DE LA PALABRA DE DIOS Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.




LA LITURGIA, LUGAR PRIVILEGIADO DE LA PALABRA DE DIOS
Reflexión diaria acerca de la Palabra de Dios.
Al considerar la Iglesia como «casa de la Palabra»,se ha de prestar atención ante todo a la sagrada liturgia como ámbito privilegiado en el que Dios nos habla en nuestra vida, habla hoy a su pueblo, que escucha y responde. Todo acto litúrgico está por su naturaleza empapado de la Sagrada Escritura:
-      de ella se toman las lecturas que se explican en la homilía, y los salmos que se cantan;
-      las preces, oraciones y cantos litúrgicos están impregnados de su aliento y su inspiración;
-      de ella reciben su significado las acciones y los signos.
-       Cristo mismo «está presente en su palabra, pues es Él mismo el que habla cuando se lee en la Iglesia la Sagrada Escritura».
La celebración litúrgica se convierte en una continua, plena y eficaz exposición de esta Palabra de Dios. Así, la Palabra de Dios, expuesta continuamente en la liturgia, es siempre viva y eficaz por el poder del Espíritu Santo, y manifiesta el amor operante del Padre, amor indeficiente en su eficacia para con los hombres».
Gracias precisamente al Paráclito, «la Palabra de Dios se convierte en fundamento de la acción litúrgica, norma y ayuda de toda la vida. Por consiguiente, la acción del Espíritu... va recordando, en el corazón de cada uno, aquellas cosas que, en la proclamación de la Palabra de Dios, son leídas para toda la asamblea de los fieles, y, consolidando la unidad de todos, fomenta asimismo la diversidad de carismas y proporciona la multiplicidad de actuaciones».
La hermenéutica de la fe respecto a la Sagrada Escritura debe tener siempre como punto de referencia la liturgia, en la que se celebra la Palabra de Dios como palabra actual y viva.
Aquí se muestra también la sabia pedagogía de la Iglesia, que proclama y escucha la Sagrada Escritura siguiendo el ritmo del año litúrgico: al conmemorar así los misterios de la redención, abre la riqueza de las virtudes y de los méritos de su Señor, de modo que se los hace presentes en cierto modo a los fieles durante todo tiempo para que los alcancen y se llenen de la gracia de la salvación».
Cfr. Verbum Domini 52