26 AL 27 DE JUNIO, PEREGRINACIÓN A FÁTIMA...

AVISOS DEL CULTO

*** Viernes 23 de junio- Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Santa misa a las 8:15. Santa Misa cantada a las 18:00 precedida del rosario a las 17:45, con la conmemoración y veneración de la reliquia del P. Pío.

Domingo, 25 de junio. III Domingo de Pentecostés. Santa Misa a las 10:00

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 3 de septiembre. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL EN LUGO. Sábado 9 de septiembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

martes, 31 de mayo de 2016

MES DE JUNIO 2016 EN HONOR DEL SAGRADO CORAZÓN DEJESÚS CON STA. MARGARÍTA MARÍA DE ALACOQUE

REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE LA VISITA DE LA RELIQUIA DEL PADRE PIO EN LA FIESTA DE SU CUMPLEAÑOS. 25 de mayo de 2016



Nuestro agradecimiento a la Delegación del Clero, particularmente a D. Álvaro, por incluir nuestra Iglesia en la Visita de la Reliquia del Padre Pío a nuestra diócesis de Toledo. Agradecer también las hermosas fotografías a Dña. Marisol Carmena.

EL ROSARIO DE HOY CON EL BEATO NICOLÁS BARRÉ


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  Se hace hoy memoria del beato Nicolás Barré, presbítero, el cual, siendo maestro de teología y célebre director de almas en el espíritu del Evangelio, fundó por toda Francia las Escuelas Cristianas y de Caridad, así como las Hermanas Maestras del Niño Jesús, para la educación gratuita de niños pobres. Con algunas de sus máximas meditamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“El verdadero cristiano no busca las consolaciones sensibles y desea únicamente agradar a Dios. San Edmundo decía que hubiera preferido ir al infierno antes que cometer un pecado.”
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“La primera y principal ocupación del cristiano es combatir y destruir sus pasiones, y sobre todo la que domina más en él.”
3. La coronación de espinas
“Para avanzar en la perfección, hay que hacer el bien a todos sin cansarse, y esperar a verse maltratado y a sufrir.”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“No hay que desanimarse en el camino de la virtud, aunque se tenga una gran insensibilidad en los ejercicios de piedad, incluso en la confesión y la comunión.”
5. La crucifixión y muerte del Señor

“El respeto al prójimo debe estar lleno de amor, y este amor es santamente crucificante.”

DÍA 31 DE MAYO . "MISERICORDIAS MARIAE IN AETERNUM CANTABO"


DÍA 31 DE MAYO
[Después de recitar el santo rosario y las letanías, se da comienzo al piadoso ejercicio del mes de mayo, con algún canto introductorio como “Venid y vamos todos”.]
INVOCACIONES INICIALES
A LA VIRGEN MARÍA, REINA Y MADRE DE MISERICORDIA
Te saludamos, Virgen María, Reina clemente que, habiendo experimentado la misericordia del Padre  de un modo único y privilegiado, acoges a todos los que en ti se refugian y los escuchas cuando te invocan.  Avemaría y Gloria
Te saludamos, Virgen María, Madre de la misericordia, atenta siempre a los ruegos de tus hijos, para impetrar indulgencia y obtenerles el perdón de los pecados.  Avemaría y Gloria
Te saludamos, Virgen María, dispensadora del amor divino,  que ruegas incesantemente a tu Hijo por nosotros, para que su gracia enriquezca nuestra pobreza y su poder fortalezca nuestra debilidad.  Avemaría y Gloria

DÍA 31  DE MAYO
[Después se lee lo propio para cada día del mes]
Dice el beato Amadeo que la bienaventurada Reina María está continuamente ejercitando en la presencia de Dios el oficio de abogada nuestra e intercediendo con sus oraciones, que son para con Dios poderosísimas. Porque como ve nuestras miserias y peligros, la clementísima Señora se compadece de nosotros y nos socorre con amor de Madre. De suerte que ahora mismo, Madre y Abogada mía, ves las miserias de mi alma y los peligros que me rodean y estás rezando por mí. Ruega y ruega y no dejes nunca de hacerlo hasta que me veas salvo y dándote humildes gracias en el cielo. Dice el devoto Blosio que tú, dulcísima María, eres, después de Jesús, la salvación segura de vuestros siervos fieles. Yo te pido hoy esta gracia: concédeme la dicha de ser tu siervo hasta la muerte, para que después de esta vida vaya a bendecirte en el cielo, seguro ya de que jamás habré de apartarme de tus pies mientras Dios sea Dios.
Jaculatoria: María, Madre mía, haz que sea yo siempre tuyo.

ORACIÓN PARA FINALIZAR LA VISITA DIARIA
¡Inmaculada Virgen y Madre mía santísima! A ti, que eres la “Madre de mi Señor”, la Reina del mundo, la abogada, la esperanza y el refugio de los pecadores, acudo en este día yo que soy el más necesitado de todos. Te alabo, Madre de Dios y te agradezco todas las gracias que hasta ahora me has hecho, especialmente la de haberme librado del infierno que tantas veces he merecido.  Te amo, Señora y Madre mía, y por el amor que te tengo te prometo servirte siempre y hacer todo lo posible para que seas también amada de los demás. En ti pongo mi esperanza y mi eterna salvación.  Madre de misericordia, acéptame por tu hijo y acógeme bajo tu manto, y ya que eres tan poderosa ante Dios, líbrame de las tentaciones y dame fuerza para vencerlas hasta la muerte. Te pido el verdadero amor a Jesucristo. De ti espero la gracia de una buena muerte.  Madre mía, por el amor que tienes a Dios, te ruego que siempre me ayudes, pero mucho más en el último momento de mi vida. No me desampares mientras no me veas a tu lado en el cielo, bendiciéndote y cantando tus misericordias por toda la eternidad. Amén. [Se puede terminar con alguna oración popular a la Virgen como la Salve, Oh Señora mía, Bendita sea tu pureza, etc, o un canto apropiado.]

lunes, 30 de mayo de 2016

EL ROSARIO DE HOY CON LA BEATA MATILDE DEL SAGRADO CORAZÓN TELLEZ


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  En la fecha de su nacimiento, se hace memoria de la beata Matilde del Sagrado Corazón Téllez Robles, virgen, que, viendo en el prójimo la imagen del mismo Cristo, se dedicó con solicitud a la ayuda no sólo material, sino también espiritual, de los necesitados y fundó con este fin la Congregación de las Hijas de María Madre de la Iglesia.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS GOZOSOS
1.- La encarnación del Hijo de Dios en las entrañas purísimas de la Virgen María.
“¿Dónde están mis pobres? ¿Dónde mis niñas y jóvenes? - Poned, Jesús mío, dulcísimo consuelo, tus órdenes, que hemos venido a cumplirlas, sólo a ti hemos de servir”.
2.-La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
“Señor, tu presencia me apremia a salir de mí para buscar al hermano.”
¡Señor!: danos grandeza de alma para que siempre hagamos el bien.
3.-El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén
“Los Reyes adoraron  al Señor y se retiraron; nosotros lo recibimos, lo adoramos todos los días en la Eucaristía y lo llevamos en nuestro corazón..”
4.-La purificación de Nuestra Señora y presentación del Niño Jesús en el templo
“El corazón, sobre todo, sea de Dios sólo y, aunque el desorden de nuestro ser pierda algún tiempo, que la fuerza del amor en nuestro corazón no se disminuya; al contrario, siempre en aumento.”
5.- El niño Jesús perdido y hallado en el templo

Nosotras, Jesús bueno, siempre contigo, acompañándote en la persona del niño inocente, del pobre, del enfermo, o de la juventud ignorante.

DÍA 30 DE MAYO . "MISERICORDIAS MARIAE IN AETERNUM CANTABO"

DÍA 30 DE MAYO
[Después de recitar el santo rosario y las letanías, se da comienzo al piadoso ejercicio del mes de mayo, con algún canto introductorio como “Venid y vamos todos”.]
INVOCACIONES INICIALES
A LA VIRGEN MARÍA, REINA Y MADRE DE MISERICORDIA
Te saludamos, Virgen María, Reina clemente que, habiendo experimentado la misericordia del Padre  de un modo único y privilegiado, acoges a todos los que en ti se refugian y los escuchas cuando te invocan.  Avemaría y Gloria
Te saludamos, Virgen María, Madre de la misericordia, atenta siempre a los ruegos de tus hijos, para impetrar indulgencia y obtenerles el perdón de los pecados.  Avemaría y Gloria
Te saludamos, Virgen María, dispensadora del amor divino,  que ruegas incesantemente a tu Hijo por nosotros, para que su gracia enriquezca nuestra pobreza y su poder fortalezca nuestra debilidad.  Avemaría y Gloria

DÍA 30  DE MAYO
[Después se lee lo propio para cada día del mes]
La caridad de María para con nosotros, según nos lo afirma san Bernardo, no puede ser ni mayor ni más poderosa de lo que es. Por lo cual se compadece siempre generosamente de nosotros con su cariño y nos socorre con su poder. Siendo, por tanto, purísima Reina mía, rica en poder y rica en misericordia, puedes y deseas salvamos a todos. Te diré, pues, hoy y siempre, con el devoto Blosio: “María santísima, en esta gran batalla que con el infierno tengo empeñada ayúdame siempre, y cuando veas que me hallo vacilante y próximo a caer, tiéndeme entonces, Señora mía, más pronto tu mano y sostenme con más fuerza”. ¡Dios mío, cuántas tentaciones tendré que vencer hasta la hora de mi muerte! María, esperanza, refugio y fortaleza mía, no permitas que pierda la gracia de Dios, pues propongo acudir siempre a ti en todas las tentaciones, diciendo:
Jaculatoria: Ayúdame, María; María, ayúdame.

ORACIÓN PARA FINALIZAR LA VISITA DIARIA
¡Inmaculada Virgen y Madre mía santísima! A ti, que eres la “Madre de mi Señor”, la Reina del mundo, la abogada, la esperanza y el refugio de los pecadores, acudo en este día yo que soy el más necesitado de todos. Te alabo, Madre de Dios y te agradezco todas las gracias que hasta ahora me has hecho, especialmente la de haberme librado del infierno que tantas veces he merecido.  Te amo, Señora y Madre mía, y por el amor que te tengo te prometo servirte siempre y hacer todo lo posible para que seas también amada de los demás. En ti pongo mi esperanza y mi eterna salvación.  Madre de misericordia, acéptame por tu hijo y acógeme bajo tu manto, y ya que eres tan poderosa ante Dios, líbrame de las tentaciones y dame fuerza para vencerlas hasta la muerte. Te pido el verdadero amor a Jesucristo. De ti espero la gracia de una buena muerte.  Madre mía, por el amor que tienes a Dios, te ruego que siempre me ayudes, pero mucho más en el último momento de mi vida. No me desampares mientras no me veas a tu lado en el cielo, bendiciéndote y cantando tus misericordias por toda la eternidad. Amén. [Se puede terminar con alguna oración popular a la Virgen como la Salve, Oh Señora mía, Bendita sea tu pureza, etc, o un canto apropiado.]

domingo, 29 de mayo de 2016

II DOMINGO DESPUES DE PENTECOSTÉS. Santa misa cantada

LAS DELICIAS ESPIRITUALES. San Gregorio Magno, papa


Homilía de maitines

II DOMINGO DESPUÉS PENTECOSTÉS
Forma Extraordinaria del Rito Romano

Homilía de San Gregorio, Papa.
Entre las delicias corporales y las espirituales hay, por lo común, amadísimos hermanos, esta diferencia: que las corporales, antes de gozarlas, despiertan un ardiente deseo; mas después de gustarlas ávidamente no tardan, por su misma saciedad, en causar hastío. Las espirituales, por el contrario, causan hastío mientras no se han gustado; mas después de gozarlas se despierta el apetito de las mismas; y son tanto más apetecidas por el que las prueba, cuanto mayor es el apetito con que las gusta. En aquellas, el deseo agrada, más la posesión desagrada; éstas, en cambio, apenas se desean, mas su posesión es sumamente agradable. En aquellas, el apetito engendra la saciedad y la saciedad produce el hastío; pero en éstas, el apetito engendra también la saciedad, más la saciedad produce apetito.
Las delicias espirituales al saciar el alma fomentan su apetito, porque cuanto más se percibe el sabor de una cosa, tanto mejor se la conoce, por lo cual se la ama con mayor avidez; por esto, cuando no se han experimentado no pueden amarse porque se desconocen su sabor. ¿Quién en efecto, puede amar lo que no conoce? He ahí por qué dice el Salmista: “Gustad y ved cuán suave es el Señor”. Como si dijera abiertamente: No conoceréis su suavidad si no la gustáis; pero tocad con el paladar de vuestro corazón el alimento de vida, para que, experimentando su suavidad, seáis capaces de amarle. El hombre perdió estas delicias cuando pecó en el Paraíso; salió de él cuando cerró su boca al alimento de eterna suavidad.
De aquí proviene que, habiendo nacido en las penas de este destierro, lleguemos aquí abajo a tal hastío, que ya no sabemos lo que debemos desear. Esta enfermedad del hastío se aumenta tanto más en nosotros cuanto más el alma se aleja de este alimento lleno de suavidad. Llega hasta el punto de perder todo apetito por esas delicias interiores, a causa precisamente de haberse mantenido alejada de ellas, y haber perdido de mucho tiempo atrás el hábito de gustarlas. Es, pues, nuestro hastío el que hace que nos debilitemos; es esa funesta prolongada inanición la que nos agota. Y, por cuanto no queremos gustar interiormente la suavidad que se nos ofrece, preferimos, insensatos, el hambre a que nos condenan las cosas externas.

EVANGELIO DEL DOMINGO: VENID, QUE EL BANQUETE YA ESTÁ PREPARADO


II DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS
Forma Extraordinaria del Rito Romano
«Un hombre daba un gran banquete y convidó a mucha gente; a la hora del banquete mandó a su criado a avisar a los convidados: “Venid, que ya está preparado”. Pero todos a una empezaron a excusarse. El primero le dijo: “He comprado un campo y necesito ir a verlo. Dispénsame, por favor”. Otro dijo: “He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas. Dispénsame, por favor”. Otro dijo: “Me acabo de casar y, por ello, no puedo ir”. El criado volvió a contárselo a su señor. Entonces el dueño de casa, indignado, dijo a su criado: “Sal aprisa a las plazas y calles de la ciudad y tráete aquí a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos”. El criado dijo: “Señor, se ha hecho lo que mandaste, y todavía queda sitio”. Entonces el señor dijo al criado: “Sal por los caminos y senderos, e insísteles hasta que entren y se llene mi casa. Y os digo que ninguno de aquellos convidados probará mi banquete”».

Lc 14, 16-24

EL ROSARIO DE HOY CON SANTA MARÍA MAGDALENA DE PAZZI


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: En la Forma Extraordinaria, se hace hoy memoria de santa María Magdalena de Pazzi, virgen de la Orden de Carmelitas, que en la ciudad de Florencia, en la Toscana, llevó una vida de oración abnegadamente escondida en Cristo, rezando con empeño por la reforma de la Iglesia. Distinguida por Dios con muchos dones, dirigió de un modo excelente a sus hermanas hacia la perfección. († 1607) Con algunos de sus Avisos y Consejos meditamos el rosario de hoy
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS GLORIOSOS
1.-La Resurrección del Señor.
“Estad alegres y gozaos en las dificultades, privaciones y necesidades provenientes de la pobreza santa, pues por un momento que pasa conseguiréis una gloria sin fin y por cualquier leve padecimiento alcanzaréis el premio eterno y un eterno resplandor adornará vuestra alma.”
2.- La Ascensión del Señor
“Recordad que como consagrados a Dios no debéis preocuparos de otra cosa que de Él y de su agrado.”
3.- La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles reunidos en torno a la Virgen María
“Con la verdadera y perfecta observancia de los votos daréis particular gloria a la Santísima Trinidad; honraréis al Padre con el voto de la obediencia como los hijos honran a sus padres con su obediencia; glorificaréis al Verbo imitándole en la virtud de la pobreza que tanto amó y fue tan pobre que en la cruz no tuvo donde reclinar la cabeza; con el voto de castidad alabaréis al Espíritu Santo, porque siendo espíritu purísimo se complace y deleita en las almas puras y castas.”
4.- La Asunción de María Santísima a los Cielos
“Quien se abandona a María, queda confortado en todos sus afanes, aliviado en toda su pena y tribulación y vence todas las tentaciones.”
5.- La Coronación De La Virgen Como Reina Y Señora De Todo Lo Creado.

“Imitad a quienes, según veis por la experiencia y las obras, tienen más luz del Señor y mayor deseo de perfección, sin preocuparos de si tales personas poseen o no todas las cualidades que parezcan convenientes, fijándoos únicamente en la gloria de Dios.”

DÍA 29 DE MAYO . "MISERICORDIAS MARIAE IN AETERNUM CANTABO"


DÍA 29 DE MAYO 
[Después de recitar el santo rosario y las letanías, se da comienzo al piadoso ejercicio del mes de mayo, con algún canto introductorio como “Venid y vamos todos”.]
INVOCACIONES INICIALES
A LA VIRGEN MARÍA, REINA Y MADRE DE MISERICORDIA
Te saludamos, Virgen María, Reina clemente que, habiendo experimentado la misericordia del Padre  de un modo único y privilegiado, acoges a todos los que en ti se refugian y los escuchas cuando te invocan.  Avemaría y Gloria
Te saludamos, Virgen María, Madre de la misericordia, atenta siempre a los ruegos de tus hijos, para impetrar indulgencia y obtenerles el perdón de los pecados.  Avemaría y Gloria
Te saludamos, Virgen María, dispensadora del amor divino,  que ruegas incesantemente a tu Hijo por nosotros, para que su gracia enriquezca nuestra pobreza y su poder fortalezca nuestra debilidad.  Avemaría y Gloria

DÍA 29 DE MAYO
[Después se lee lo propio para cada día del mes]
San Bernardo llama a María “camino real para hallar al Salvador y la salvación”. Si es cierto, Reina mía, que eres, como el mismo dice, quien conduce nuestras almas a Dios, no esperes que yo vaya a Dios si no me llevas en tus brazos. Llévame, sí; y si me resisto, llévame a la fuerza. Con los dulces atractivos de tu amor fuerza cuanto puedas a mi alma, a mi rebelde voluntad, para que deje a las criaturas y busque sólo a Dios y su voluntad santísima. Muestra a los cielos cuán poderosa eres; muestra, entre tantos prodigios, esta otra maravilla de tu misericordia uniendo enteramente con Dios a quien tan lejos de Él está.
Jaculatoria: María, puedes hacerme santo; de ti lo espero.

ORACIÓN PARA FINALIZAR LA VISITA DIARIA
¡Inmaculada Virgen y Madre mía santísima! A ti, que eres la “Madre de mi Señor”, la Reina del mundo, la abogada, la esperanza y el refugio de los pecadores, acudo en este día yo que soy el más necesitado de todos. Te alabo, Madre de Dios y te agradezco todas las gracias que hasta ahora me has hecho, especialmente la de haberme librado del infierno que tantas veces he merecido.  Te amo, Señora y Madre mía, y por el amor que te tengo te prometo servirte siempre y hacer todo lo posible para que seas también amada de los demás. En ti pongo mi esperanza y mi eterna salvación.  Madre de misericordia, acéptame por tu hijo y acógeme bajo tu manto, y ya que eres tan poderosa ante Dios, líbrame de las tentaciones y dame fuerza para vencerlas hasta la muerte. Te pido el verdadero amor a Jesucristo. De ti espero la gracia de una buena muerte.  Madre mía, por el amor que tienes a Dios, te ruego que siempre me ayudes, pero mucho más en el último momento de mi vida. No me desampares mientras no me veas a tu lado en el cielo, bendiciéndote y cantando tus misericordias por toda la eternidad. Amén. [Se puede terminar con alguna oración popular a la Virgen como la Salve, Oh Señora mía, Bendita sea tu pureza, etc, o un canto apropiado.]

sábado, 28 de mayo de 2016

CONSERVAR LA VIDA DE LA GRACIA. VIRTUDES DE NUESTRA MADRE, LA VIRGEN MARÍA


CONSERVAR LA VIDA DE LA GRACIA
VIRTUDES DE NUESTRA MADRE, LA VIRGEN MARÍA
“Guarda, mediante el Espíritu Santo que habita en nosotros, el tesoro que te ha sido encomendado” (2 Tm 1, 14) son las palabras del Apóstol Pablo a su discípulo Timoteo y que bien podemos aplicar a la vida de la gracia recibida de Dios en el bautismo por la justificación obtenida por la pasión de Cristo. Esa gracia recibida por Dios, esa obra de santificación en nosotros, simbolizada en el rito del Bautismo con la vestidura blanca, que al imponérsenos se nos dice “consérvala sin mancha hasta el tribunal de nuestro Señor Jesucristo para que poseas la vida eterna” es el mayor tesoro que hayamos podido recibir y que antes deberíamos desear la muerte a exponernos a perderla.
“Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil.” Mt 26, 41 Por nuestra debilidad y fragilidad, por nuestra inconciencia y falta de coherencia, por nuestra acedia y desidia, tristemente machamos la pureza de nuestra alma con el pecado y sin caer en la cuenta perdemos el tesoro de la vida eterna, de la vida de gracia.
“Vigilad y orad.”  El cristiano ha de esforzarse con todo su mente, con toda su inteligencia, con toda su voluntad y corazón en vivir y permanecer en estado de gracia, libre de pecado mortal. Vivir en gracia significa no querer pecar y, caso de caer en pecado, arrepentirse y confesarse para volver a estar en gracia, lo antes posible. Este estado permanente de gracia es la mayor señal de que vamos por el buen camino de la salvación.  La mayor “desgracia”, calamidad y desastre para el cristiano es no estar en gracia, no vivir en amistad con Dios.
Muchos dirán que vivir en gracia permanente es imposible, pero esto negarían por tanto la posibilidad de salvarse y la imposibilidad de cumplir la voluntad de Dios expresada en los mandamientos.
Pero Dios no puede mandarnos algo que sea inalcanzable. Él hace posible por su gracia lo que manda. Jesús dice: “El que me ama guardará mi mandatos.” “El que permanece en mí como yo en él, ése da mucho fruto.” El fruto evocado en estas palabras es la santidad de una vida hecha fecunda por la unión con Cristo.
Contemplemos a María, llena de gracia siempre, desde su inmaculada concepción en el seno de su madre santa Ana. Ella permaneció siempre en estado de gracia, sin disminuir, siempre aumentando en ella el caudal del amor de Dios. Y esto fue posible por su vida de unión con Dios Padre, con su Hijo y su docilidad al Espíritu Santo. Siempre unida a Dios, siempre con su corazón, su inteligencia, su voluntad, todas sus facultadas en Dios.
Con razón la Iglesia ve en el elogio de la sabiduría la personificación de la Virgen:
Elevada estoy cual cedro sobre el Líbano y cual ciprés sobre el monte de Sión. Extendí mis ramas como una palma de Cadés y como el rosal plantado en Jericó. Me alcé como un hermoso olivo en los campos y como el plátano en las plazas junto al agua. Como el cinamomo y el bálsamo aromático despedí fragancia. Como mirra escogida exhalé suave olor. Y llené mi habitación de oloríferos perfumes, como de estoraque, de gálbano, de onique y de lágrimas de mirra y de incienso virgen, y mi fragancia es corno la del bálsamo sin mezcla. Yo extendí mis ramas como el terebinto, y mis ramas están llenas de majestad y hermosura. Como la vid broté pimpollos de suave olor, y mis flores dan frutos de gloria y de riqueza. Yo soy la madre del amor hermoso, y del temor, y de la ciencia, y de la santa esperanza. En mí está toda la gracia y el camino de la verdad; en mí, toda la esperanza de vida y de virtud. Venid a mí todos los que os halláis presos de mi amor y saciaos de mis frutos; porque mi espíritu es más dulce que la miel, y más suave que el panal de miel, mi herencia.” Eclesiástico 24, 17-27
Por tanto, para conservar en nosotros la vida de la gracia hemos de mantener, avivar y trabajar nuestra unión con Jesús.
Decía el Papa Francisco: “Debemos permanecer fieles al bautismo, y crecer en la intimidad con el Señor mediante la oración, la escucha y la obediencia a su Palabra, la participación en los Sacramentos, especialmente en la Eucaristía y la Reconciliación. Si uno está íntimamente unido a Jesús, disfruta de los dones del Espíritu Santo, que – como nos dice San Pablo – son "amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí mismo" (Gálatas 5:22 ); y por consecuencia hace tanto bien al prójimo y a la sociedad como verdadero cristiano.”

¿Cómo hacerlo?
·         Siendo hombres de oración, dedicando tiempo a comunicarnos con Dios y a adorarlo. Oraciones vocales pero también oración mental, dejando que el Dios nos hable.
·         La meditación de la Palabra de Dios, particularmente de los Evangelios que nos muestran a Jesús que es nuestro camino para la vida eterna, a quién hemos de seguir e imitar.
·         Recibiendo los Sacramentos, especialmente la Sagrada Comunión. También la Confesión, aunque solo haya pecados veniales, es ocasión para que Dios nos llene de su gracia.
·         La práctica de las buenas obras que expresan nuestro amor a Dios y al prójimo. ¡Qué oportuno ha sido el Papa Francisco al invitarnos a redescubrir la obras de misericordia como signo auténtico de nuestra fe en Jesús!
·         La aceptación de la cruz, ofreciendo a Dios la enfermedad y el sufrimiento que nos sobrevenga.
·         Los sacrificios y las obras de penitencia, nos ayudan también a vivir unidos a Cristo crucificado que ha dado su vida por nosotros.
Como medio excelente para vivir la vida de unión con Jesús está la verdadera devoción a la Virgen María tal y como nos enseña san Luis María Grignon de Montfort mediante la consagración total a Jesucristo por medio de Nuestra Señora. 

Acudamos a la intercesión de nuestra Señora la Virgen María para que ella nos ayude a mantener siempre nuestra unión con Jesús, a ser consciente de la importancia de no perder la vida de la gracia, pidámosle también la fuerza para mantenernos en estado de amistad con Dios y luchar contra las tentaciones: María, Madre nuestra, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.  

REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE LA SANTA MISA SOLEMNE DEL CORPUS (2016)



Nuestros agradecimiento a monseñor Juan Miguel Ferrer Grenesche, canónigo de la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo, anterior subsecretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos; y también a Dña. Marisol Carmena por el reportaje fotográfico.

EL ROSARIO DE HOY CON SANTA VICENTA MARÍA LÓPEZ Y VICUÑA


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  El 25 de mayo de 1847, nacía santa Vicenta María López y Vicuña, virgen, que fundó y difundió el Instituto de la Hijas de María Inmaculada para ofrecer ayuda espiritual y material a las muchachas separadas de las familias y dedicadas al servicio doméstico. Entregó su alma a Dios el 26 de diciembre de 1890. Con algunos de sus pensamientos meditamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS GOZOSOS
1.- La encarnación del Hijo de Dios en las entrañas purísimas de la Virgen María.
“Estáis, Dios mío, en todas las cosas para mi bien y dentro de mí misma; debo vivir como bañada de Dios.”
2.-La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
“Propósito de imitar a la Santísima Virgen en el trato continúo que tenía con su Hijo Santísimo. En aquella jornada –camino de la casa de su prima- iba llena de Dios. Yo también, Señor, aunque tan imperfecta, deseo miraros siempre presente en mi interior y arreglar mis acciones siempre de modo que nunca os disguste ni se interrumpa un punto esta preciosa unión.”
3.-El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén
“Aquí me tenéis, Dios mío, porque el amor no se corresponde sino amando y el amor no consiste en palabras sino en obras.”
4.-La purificación de Nuestra Señora y presentación del Niño Jesús en el templo
"Todas debemos considerarnos como sagrarios donde Dios habita.”
5.- El niño Jesús perdido y hallado en el templo
“Consulten con el Divino Maestro todas sus dudas y pídanle luz y auxilios eficaces para vencer todas las dificultades que se ofrezcan.”

DÍA 28 DE MAYO . "MISERICORDIAS MARIAE IN AETERNUM CANTABO"


DÍA 28 DE MAYO
[Después de recitar el santo rosario y las letanías, se da comienzo al piadoso ejercicio del mes de mayo, con algún canto introductorio como “Venid y vamos todos”.]
INVOCACIONES INICIALES
A LA VIRGEN MARÍA, REINA Y MADRE DE MISERICORDIA
Te saludamos, Virgen María, Reina clemente que, habiendo experimentado la misericordia del Padre  de un modo único y privilegiado, acoges a todos los que en ti se refugian y los escuchas cuando te invocan.  Avemaría y Gloria
Te saludamos, Virgen María, Madre de la misericordia, atenta siempre a los ruegos de tus hijos, para impetrar indulgencia y obtenerles el perdón de los pecados.  Avemaría y Gloria
Te saludamos, Virgen María, dispensadora del amor divino,  que ruegas incesantemente a tu Hijo por nosotros, para que su gracia enriquezca nuestra pobreza y su poder fortalezca nuestra debilidad.  Avemaría y Gloria

DÍA 28  DE MAYO
[Después se lee lo propio para cada día del mes]
Cuanto alivio siento en mis miserias y cuanto consuelo en mis tribulaciones y qué esfuerzo recibo en la tentación no bien pienso en ti e imploro tu socorro, dulcísima Madre María. Razón tenéis, santos del cielo, en llamar a la Virgen “puerto de atribulados” -como san Efrén-; “alivio de nuestras miserias y consuelo de los desgraciados” -como san Buenaventura-; “remedio de nuestro llanto” -como san Germán. Consuélame, Madre mía, pues me veo lleno de pecados, cercado de enemigos, tibio en el amor de Dios. Consuélame, pero que la consolación que me des sea el hacerme empezar una vida nueva que verdaderamente agrade a tu Hijo y a ti.
Jaculatoria: Conviérteme, transfórmame, Madre mía, que tú puedes hacerlo.

ORACIÓN PARA FINALIZAR LA VISITA DIARIA
¡Inmaculada Virgen y Madre mía santísima! A ti, que eres la “Madre de mi Señor”, la Reina del mundo, la abogada, la esperanza y el refugio de los pecadores, acudo en este día yo que soy el más necesitado de todos. Te alabo, Madre de Dios y te agradezco todas las gracias que hasta ahora me has hecho, especialmente la de haberme librado del infierno que tantas veces he merecido.  Te amo, Señora y Madre mía, y por el amor que te tengo te prometo servirte siempre y hacer todo lo posible para que seas también amada de los demás. En ti pongo mi esperanza y mi eterna salvación.  Madre de misericordia, acéptame por tu hijo y acógeme bajo tu manto, y ya que eres tan poderosa ante Dios, líbrame de las tentaciones y dame fuerza para vencerlas hasta la muerte. Te pido el verdadero amor a Jesucristo. De ti espero la gracia de una buena muerte.  Madre mía, por el amor que tienes a Dios, te ruego que siempre me ayudes, pero mucho más en el último momento de mi vida. No me desampares mientras no me veas a tu lado en el cielo, bendiciéndote y cantando tus misericordias por toda la eternidad. Amén. [Se puede terminar con alguna oración popular a la Virgen como la Salve, Oh Señora mía, Bendita sea tu pureza, etc, o un canto apropiado.]

viernes, 27 de mayo de 2016

EL ROSARIO DE HOY CON SAN FELIPE NERI


Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  Con algunos de los pensamientos de san Felipe Neri meditamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
“No hay cosa mejor para el hombre que la oración y sin ella no es posible sostenerse por mucho tiempo en la vida espiritual. Por eso, el hombre debe recurrir diariamente a este poderosísimo medio de salvación”
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“Para alcanzar el amor de Dios no existe camino más corto y seguro que desprenderse del amor de las cosas del mundo, - aún de las pequeñas y de poca importancia -, y del amor a sí mismo, prefiriendo que se cumpla en nosotros la voluntad de Dios y trabajar en su servicio más que nuestra satisfacción y deseo.”
3. La coronación de espinas
“Despreciar el mundo, no despreciar a nadie, despreciarse a sí mismo y no hacer caso de verse despreciado”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“Lo más perfecto es vivir mucho, pero como si ya estuviéramos muertos para las cosas del mundo y para uno mismo, sufriendo amorosamente por Cristo lo que Él desee..”
No hay prueba más clara y segura del amor de Dios que la adversidad
5. La crucifixión y muerte del Señor

“La obediencia es el verdadero holocausto que se sacrifica a Dios en el altar de nuestro corazón.”