26 AL 27 DE JUNIO, PEREGRINACIÓN A FÁTIMA...

AVISOS DEL CULTO

MARTES 23 de mayo. Conmemoración del Padre Pío. Rosario a las 17:45 y Santa Misa a las 18:00.

JUEVES 25 de mayo.LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. Santa Misa a las 8:15. *** Rosario a las 21:30 y Hora Santa a las 22:00.

*** El Sábado 27 de mayo no habrá culto alguno en esta Iglesia.

Domingo, 28 de mayo. Santa Misa cantada a las 10:00

*** ULTIMAS PLAZAS: PEREGRINACIÓN CON MOTIVO DEL CENTENARIO DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA. 16, 17 y 18 de junio. 148 euros

*** MISA EN ALBACETE. Domingo, 4 de junio. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA TRIMESTRAL EN LUGO. Sábado 10 de junio. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

sábado, 1 de abril de 2017

SANTO ROSARIO EN EL PRIMER SÁBADO DE MES EN REPARACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA




Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial: Ofrecemos el santo Rosario en reparación al Corazón Inmaculado de María respondiendo así a su llamamiento en la ciudad de Pontevedra por medio de Sor Lucía, vidente de Fátima: "Mira, hija mía, mi Corazón cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan sin cesar con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que a todos los que, durante cinco meses, en el primer sábado, se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el Rosario y me hagan compañía durante 15 minutos meditando en los misterios del rosario con el fin de desagraviarme les prometo asistir en la hora de la muerte con las gracias necesarias para su salvación".
Meditamos el rosario de hoy, cercano ya el Sagrado Triduo Pascual, con citas de la carta a los Hebreos. Al contemplar los misterios gozosos de la vida de Jesús, contemplamos como el Verbo de Dios se hizo hombre para sufrir por nosotros y pagar así el precio de nuestro rescate. Como la Virgen María, Corredentora junto con su Hijo, ofrezcámonos también nosotros en sacrificio por la salvación del mundo.
Señor mío Jesucristo... 

MISTERIOS GOZOSOS
1.- La encarnación del Hijo de Dios en las entrañas purísimas de la Virgen María.
De la carta a los Hebreos: Cuando Cristo entró en el mundo dijo: «Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, pero me has preparado un cuerpo; no aceptas holocaustos ni víctimas expiatorias. Entonces yo dije lo que está escrito en el libro: “Aquí estoy, oh Dios, para hacer tu voluntad. En virtud de esta voluntad somos santificados, merced a la oblación de una vez para siempre del cuerpo de Jesucristo. Hb 10, 5-7.10
Gracias, Virgen María, Madre Corredentora,
Por tu “sí” a la plan de Dios has hecho posible
que el Hijo de Dios se hiciese hombre para morir por nosotros.
Tú te has ofrecido totalmente junto con él por nuestra salvación.
OFREZCAMOS este misterio en reparación por las blasfemias y ultrajes que se comenten contra la Inmaculada Concepción de María.

2.-La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
De la carta a los Hebreos: Mantengamos firme la confesión de la esperanza, pues fiel es el autor de la Promesa. Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras, sin abandonar nuestras propias reuniones, como algunos acostumbran hacerlo, antes bien, animándonos: tanto más, cuanto que ven que se acerca ya el Día. Hb 10, 23-25
Virgen María, Madre Corredentora,
Tu esperanza se convierte en caridad concreta hacia los necesitados,
Confiados en tu amor por nosotros
te pedimos tu ayuda para amar a Dios sobre todas las cosas
y al prójimo como a nosotros mismos.
OFREZCAMOS este misterio en reparación por las blasfemias y ultrajes que se comenten con la Virginidad perpetua de la Nuestra Señora.

3.-El nacimiento del Niño Dios en el portal de Belén
De la carta a los Hebreos: Por tanto, así como los hijos participan de la sangre y de la carne, así también participó Cristo de las mismas, para aniquilar mediante la muerte al señor de la muerte, es decir, al Diablo, y libertar a cuantos, por temor a la muerte, estaban de por vida sometidos a esclavitud. Por eso tuvo que asemejarse en todo a sus hermanos, para ser misericordioso y Sumo Sacerdote fiel en lo que toca a Dios, en orden a expiar los pecados del pueblo. Hb 2, 14-15. 17
Virgen María, Madre Corredentora,
tú diste al Verbo todo lo mejor de nuestra condición humana,
se tú nuestra Madre
y haznos cada vez más imagen y semejanza de tu Hijo.   

OFREZCAMOS este misterio en reparación por las blasfemias y ultrajes que se comenten contra la maternidad divina de María, rechazando al mismo tiempo recibirla como madre de los hombres.

4.-La purificación de Nuestra Señora y presentación del Niño Jesús en el templo
De la carta a los Hebreos: No tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino probado en todo igual que nosotros, excepto en el pecado. Acerquémonos, por tanto, confiadamente al trono de gracia, a fin de alcanzar misericordia y hallar gracia para una ayuda oportuna. Hb 4, 14
Virgen María, Madre Corredentora,
que siempre recurramos a ti
seguros de poder hallarte a ti, Madre de Misericordia
para que nos presente santos e inmaculados ante Jesús.
OFREZCAMOS este misterio en reparación por aquellos que infunden en los niños y en los jóvenes el desprecio hacia la Virgen Inmaculada.

5.- El niño Jesús perdido y hallado en el templo
De la carta a los Hebreos: Sin fe es imposible agradar a Dios, pues el que se acerca a Dios ha de creer que existe y que recompensa a los que le buscan. Hb 11, 6
Virgen María, Madre Corredentora,
en ti se complace el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,
enséñanos a agradar a Dios siempre y en todas las cosas.
OFREZCAMOS este misterio en reparación por las profanaciones e ultrajes que se comenten contra las sagradas imágenes y representaciones de la Virgen María.

*** PARA RECIBIR LA PROMESA DE LOS CINCOS PRIMEROS SÁBADOS ES NECESARIO, DURANTE CINCO SÁBADOS SEGUIDOS: 1) Rezar el rosario y meditar en sus misterios y 2) Confesar y comulgar con esta intención.