___AVISOS DEL CULTO___

7 de diciembre. VIGILIA DE LA INMACULADA. 21:30 Rosario y 22:00 Hora Santa

8 de diciembre. SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA. Santa Misa cantada a las 10:00

10 de diciembre. II DOMINGO DE ADVIENTO. 10:00 Santa Misa.

*** MISA EN PONTEVEDRA. Domingo 10 de diciembre a las 20:00 en la parroquia de San José de Campolongo, Pontevedra.

*** MISA MENSUAL EN ALBACETE. Domingo, 7 de enero. A las 17:30 horas, en la Parroquia Purísima Concepción.

***MISA MENSUAL eN LUGO. Sábado 9 de diciembre. Santa misa a las 18:30 horas, en la capilla del Carmen, sita en la calle del Carmen, en Lugo, justo a la salida de la puerta homónima de la muralla de la ciudad.

Para cualquier cuestión relacionada con la celebración de la Santa Misa por el modo extraordinario en Lugo, así como para recibir avisos, si lo desea, puede ponerse en contacto con nosotros mediante la siguiente dirección de correo electrónico: misatridentinalugo@hotmail.com

miércoles, 31 de mayo de 2017

EL ROSARIO DE HOY CON EL BEATO NICOLÁS BARRÉ





Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  Se hace hoy memoria del beato Nicolás Barré, presbítero, el cual, siendo maestro de teología y célebre director de almas en el espíritu del Evangelio, fundó por toda Francia las Escuelas Cristianas y de Caridad, así como las Hermanas Maestras del Niño Jesús, para la educación gratuita de niños pobres. Con algunas de sus máximas meditamos el rosario de hoy.
Señor mío Jesucristo...
MISTERIOS GLORIOSOS
1.-La Resurrección del Señor.
“El verdadero cristiano no busca las consolaciones sensibles y desea únicamente agradar a Dios. San Edmundo decía que hubiera preferido ir al infierno antes que cometer un pecado.”
2.- La Ascensión del Señor
“Después de haber hecho algún acto de adoración, humildad, amor, etc., debemos pensar lo más sencillamente posible que es Dios quien nos ha dado ese amor, esta adoración, etc., y que esto viene de Él; y que nosotros le ofrecemos y devolvemos lo que Él ha querido darnos.”
3.- La Venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles reunidos en torno a la Virgen María
“Los cristianos deben alegrarse de que Jesucristo haya resucitado. Pero para ellos, deben más bien pensar en volver a los combates para establecer  aquí su Reino.”
4.- La Asunción de María Santísima a los Cielos
“El corazón orgulloso y suficiente obliga a Dios a subir más alto y a alejarse. “Cuando el hombre busca engrandecerse, Dios tiende a alejarse aún más”. Por el contrario, un corazón humilde, cuanto más se rebaja, más se acerca Dios a él: “Resiste a los orgullosos, da su gracia a los humildes.”
5.- La Coronación De La Virgen Como Reina Y Señora De Todo Lo Creado.
“No hay que dar tantas vueltas sobre nosotros mismos. Vale más mirar a Dios y mantenernos ante El, como pobres mendigos que esperan el socorro de su generosa misericordia, en una infinitud de miserias que nos agobian. También tenemos que levantar los ojos hacia la Santísima Virgen, los ángeles y los santos.”

Flores del mes de Mayo del Beato Francisco Palau OCD (31)



 
Día treinta y uno
I. La gran corona de todas las flores del mes de mayo
1. Hemos terminado ya nuestra obra. Están ya en el círculo circunscrito por el dedo de Dios todas las flores del mes de mayo. Examinemos hoy nuestra obra y contemplémosla. ¿Hemos tenido algún descuido? ¿Hay en los campos y en los valles, en los montes y collados, en los prados y en las huertas; hay en nuestros jardines y terraplenes alguna de las flores de esta risueña estación que no embellezca, adorne, vista y perfume nuestra gran corona? Si la veis, si la encontráis, cogedla hoy y agregadla a uno de los treinta ramilletes que la cierran y completan. Celebremos hoy el complemento de nuestra obra.
II. La corona de la gloria debida al mérito de las virtudes.
2. La corona que ciñen los Santos en el cielo es debida y se les da en correspondencia a la que forman en la tierra sus virtudes. Las flores de esa corona son el emblema de nuestras virtudes. Todas están atadas al círculo de oro formado sobre nuestras cabezas por manos del supremo artífice, Dios, al anunciarnos la ley de gracia: amarás a Dios, amarás a tus prójimos. El círculo sale de un punto, marcha formando su curva y vuelve allá de donde salió. El precepto del amor y la caridad, que es su observancia, sale de Dios que es amor, Deus est caritas; describe al pasar por nuestros corazones su curva, nos toma todos los afectos y los ata a ella, y al volver a Dios, de donde procede, los deja allí satisfechos. Toda virtud que lo sea de veras procede de la caridad, crece en la caridad y con la caridad, y vive ligada a ella y con ella.
III. La corona de María en la gloria

3. La corona que ciñe María en la gloria le fue dada como premio de todas sus virtudes. Mientras vivió no hubo ninguna que no estuviese en su corona: las tuvo todas en su plenitud: Ave, gratia plena; sí, llena de gracias, llena de dones; sí, llena de dones, llena de virtudes.
IV. Nuestra corona alrededor de María
4. Contempla atentamente esta corona que acabamos de vestir y adornar; son todas nuestras virtudes simbolizadas en las flores. ¿Falta alguna? ¿Están todas? ¿Todas sin faltar una? ¡Ah! Si pierdes una, se pierden todas y donde va una, van todas, porque todas están ligadas a un mismo y solo círculo; y doquiera que se coloque el círculo van ellas todas, y si éste se mueve, se mueven todas. Vamos a presentar hoy, por manos de nuestra Reina, ante el trono de Dios, nuestra corona: nos la pide adornada, enriquecida, vestida y embellecida por las virtudes todas, y no puede faltar ni una sola flor: ¿lo has dado ya todo? ¿todo? ¿nada te has reservado para ti? Piénsalo bien: hoy termina con el mes de mayo nuestra obra: tienes tiempo, examina tu alma, y da a María si algo has olvidado o descuidado. Preséntale hoy no una flor sino la corona entera y completa, y al ofrecérsela le dirás:
Presentación de la corona
ORACIÓN. Reina de los cielos: Os he dado en este mes con sagrado a Vos cuanto he hallado en mi jardín de más bello y fragrante; os he dado cuanto tenía de mejor, y os lo doy de nuevo. No hay más, Señora, no hay más: ¡ay! es cosa poca; pero no tengo más. Os he dado votos, promesas, propósitos, resoluciones, y os los he dado tan firmes y eficaces como me ha sido posible formar: ¡Ay! no puedo más; no tengo mejores. Me los habéis pedido y os los he dado tales como Vos veis están en esa corona.
Señora: estos propósitos, que, por la misericordia de Dios y favor vuestro, yo he formado en estos ejercicios, a Vos los he ofrecido, y en vuestras manos están. Fomentadles, dad les actividad, firmeza, constancia, perseverancia, eficacia y fortaleza. Yo me ofrezco de nuevo a ponerlos por obra, yo los fío a vuestra maternal solicitud Bellísima, amabilísima, habilísima jardinera, en vuestras manos dejo mi corona; en vuestras manos sagradas encomiendo mis virtudes. Guardadlas, protegedlas, regadlas, cultivadlas y perfeccionadlas.

martes, 30 de mayo de 2017

EL ROSARIO DE HOY CON LA BEATA MATILDE DEL SAGRADO CORAZÓN TELLEZ



Santo Rosario.
Por la señal... 
Monición inicial:  En la fecha de su nacimiento, se hace memoria de la beata Matilde del Sagrado Corazón Téllez Robles, virgen, que, viendo en el prójimo la imagen del mismo Cristo, se dedicó con solicitud a la ayuda no sólo material, sino también espiritual, de los necesitados y fundó con este fin la Congregación de las Hijas de María Madre de la Iglesia.
Señor mío Jesucristo... 
MISTERIOS DOLOROSOS
1. La Oración de Jesús en el Huerto
 "¡Jesús Sacramentado! a tus plantas postrada invoco tu ayuda, invoco tu bondad. Sí, Dios mío, óyeme. A ti, por ti y para tu gloria es mi ocupación de siempre. Para vos, dios mío, cuanto haga"
2. La flagelación de Jesús atado a la columna.
“Si, por Dios, hijitas. Seamos fieles para ser santas. Menos es muy poco para corresponder a Jesús, nuestro generoso dueño.”
3. La coronación de espinas
“Habían pasado enfermedades mortales, y la muerte misma vino a dar más vida, pues que, habiendo sido atacada la población por la epidemia de cólera, todas, haciendo o renovando el sacrificio de su vida, se disponen a morir por el bien de sus hermanos, los invadidos por la peste. Aquella heroína... la primera en formar comunidad conmigo... ofreció su vida en mejor hora por todas, ara que no muriera ninguna... Dios la oyó y aceptó el sacrificio, sólo ella murió en aquella peste.”
4. Nuestro Señor con la cruz a cuestas camino del Calvario
“¡Adelante y adelante! que la fuerza del amor no disminuya nunca en nuestro corazón.”
5. La crucifixión y muerte del Señor
“Hagamos de nuestra vida una Eucaristía perenne, para gloria del Padre.”

Flores del mes de Mayo del Beato Francisco Palau OCD (30)



 
DÍA TREINTA
I. Las adormideras, espuelas y capuchinas
1. Las adormideras, las espuelas, las capuchinas y otras muchísimas flores que dejamos para ponerlas adjuntas a las treinta especies ya indicadas, sirven para embellecer nuestros jardines con su variedad de colores y formas. Las adormideras son flores de primera magnitud, bellas por su forma y variedad de colores, y suben muy altas en sus tallos; pero cuidado que nadie las toque: no tienen olor.
II. La eutropelia, o buen modo en los gestos exteriores

2. La templanza ha de poner orden no sólo a los movimientos internos del ánimo, sino a los externos, como son todos los gestos del cuerpo, los saltos, los bailes y danzas, los juegos de gimnástica, modos, maneras y formas en el vestir. En todo esto se han de guardar las leyes de la decencia, del decoro, de la honestidad, del pudor y de la modestia y gravedad.
III. Esta virtud en María
3. María fue tan compuesta en su exterior cual correspondía a su ordenación y gravedad interior. Nadie la vio  jamás hacer un gesto desaliñado y, tanto en el vestir como en  el andar y en toda su actitud exterior, fue un modelo de decoro  y de moderación.
IV. Esta virtud a María
4. La descomposición interior sale a fuera en los modos y gestos exteriores. El desorden del ánimo está luego marcado en el frontispicio del corazón, que es el cuerpo. ¿Tienes en tu exterior compostura? ¿guardas orden y moderación? Recoge estas flores y, porque les falta fragancia, únelas con las yerbas aromáticas de tu jardín y con otras flores que perfumen tu ramillete, y al presentarlas dirás a María:
Presentación de la flor
ORACIÓN. Yo os ofrezco moderación en todos mis gestos, acciones y movimientos exteriores. Recibid mis propósitos, y dadles fuerza y eficacia.